All Posts By

C0mmun1Ty

Auto 10: «OPINIÓN Y PRECIO DEL NUEVO SUV COUPÉ GENERALISTA»

By | SUV F5

Se aprecia un salto de nivel en el segundo modelo que pone a la venta DFSK. Solo cuenta con un motor y cambio disponible. Permite una adaptación de GLP para conseguir la etiqueta ECO.

Los planes de expansión de DFSK en nuestro país siguen adelante. Tras el lanzamiento del DFSK 580, del que puedes encontrar una prueba justo debajo de este párrafo, le llega el turno ahora al DFSK F5, un SUV de estilo coupé, y para mediados del próximo año se estima el lanzamiento del DFSK E3, el primer modelo eléctrico siguiendo con el mismo estilo de carrocería.

¿Qué es un DFSK F5?

Como comentaba anteriormente, el DFSK F5 es un SUV de estilo coupé. Desde la marca china nos comentaban que se trataba del primero de este tipo para una marca generalista, ya que alrededor de los 4,68 metros solo encontramos modelos con esta carrocería en marcas premium como pueden ser Mercedes o BMW. Aunque no podríamos pasar por alto que lleva ya unos años en el mercado el Mitsubishi Eclipse Cross.

Su diseño, por lo menos para mi gusto, me parece muy sugerente, con ciertas reminiscencias a las marcas alemanas del segmento superior. Es algo que desde DFSK no esconden, que se han inspirado en ellos, ya que el DFSK F5 ha sido diseñado desde el centro que tienen en Alemania. Por ejemplo, la parrilla con forma de constelación se asemeja a la que montan algunos Mercedes, mientras que las luces traseras, que al igual que las delanteras son Full LED, nos recuerdan mucho a los Porsche (del que se ha imitado la forma de la llave también).

No faltaran en este DFSK F5, como todo buen SUV, detalles cromados en los cuatro costados, molduras en negro recorriendo la carrocería y unas poderosas llantas de 18 pulgadas que son de serie en las dos versiones que más tarde te explico. Por tanto no podrás escoger otras y entre las pinturas solo se ofrecen cuatro colores (rojo, negro, blanco y azul), lo que da lugar a pocas opciones de personalización.

Volviendo de nuevo a los diseños parecidos, el puesto de mando del DFSK F5 nos recuerda inmediatamente a los últimos Audi. Lo vemos en detalles como la colocación de la pantalla multimedia de 10,5 pulgadas por debajo de las tomas de aire o con el mando digital para la climatización (ahí veréis la palabra Fengon en vez de F5, porque es como se denomina este modelo en China). Faltaría el panel de instrumentación digital, que si se ofrece en el mercado asiático, pero que aquí será de estilo clásico con doble esfera más el ordenador de a bordo. Todo el habitáculo está tapizado con cuero Nappa, que se ofrece con tres tonalidades diferentes que no tienen coste alguno para el cliente. La primera es una combinación de azul y negro, luego tendríamos otra completamente negra y finalmente una roja.

El espacio en las plazas traseras de este DFSK F5 es amplio debido a dos circunstancias. Por un lado está favorecido por su buena batalla de 2,79 metros y por otro por la altura de la carrocería (1,86 m), considerablemente más alta que la que suelen tener los SUV coupé que se venden en el mercado. Además, no existe túnel de transmisión, permitiendo más desahogo al ocupante de la plaza central. No tan buena nota le podemos poner al maletero, que con 379 litros se queda lejos de los más de 500 litros que suelen tener los SUV de este tamaño.

Nuevo DFSK F5: un único motor y cambio

De la misma manera que pasaba con el DFSK 580, este DFSK F5 solo tendrá una combinación mecánica en nuestro país. El motor en cuestión está fabricado por Mitsubishi, tratándose de un 1.5 turboalimentado que es capaz de desarrollar 137 CV y un par motor de 220 Nm. Toda esta fuerza se manda al eje delantero a través de una caja de cambios automática de tipo CVT fabricada por ZF, que se puede manejar de forma secuencial desde la palanca.

La única posibilidad distinta a lo anterior es que adaptáramos el coche para que funcione también con GLP. Esta modificación se realiza de fábrica, por lo que no se pierde ninguno de los cuatro años de garantía que tiene el DFSK F5, e incorpora un depósito de 68 litros que se ubica en el hueco de la rueda de repuesto para no restar espacio al maletero y que permite contar con una autonomía sumando los 58 litros de gasolina de 1.107 kilómetros.

Precios y equipamiento del DFSK F5

Tanto la versión mecánica del DFSK F5 que funciona solo con gasolina, que se conoce comercialmente en nuestro país como Classic, como la que puede hacerlo con ese combustible y GLP indistintamente que se llamará Eco, como la etiqueta de la DGT que lucirá en su luneta delantera, comparten el mismo equipamiento de serie. Algunos de los elementos más destacados son los siguientes:

  • Llantas 18 pulgadas
  • Freno de mano eléctrico
  • Cámara trasera de aparcamiento con sensores delanteros y traseros
  • Llave manos libres
  • Maletero de apertura automática
  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Grabación de la conducción (DASHCAM) que se guarda en una tarjeta SD
  • Ayuda en rampas
  • Pantalla multimedia de 10,5 pulgadas con Mirrorlink
  • Asientos delanteros calefactados y con ajuste eléctrico
  • Tapicería de cuero Nappa
  • Climatizador
  • Sensor de lluvia y luces
  • Techo solar

Y los opcionales brillan por su ausencia en este DFSK F5 ya que los únicos que se ofrecen es la pintura, la negra es la única de las cuatro por la que no se paga, o una extensión de la garantía para poder ampliarla hasta los 7 años.

El precio de este DFSK F5 en su variante Classic es de 26.495 euros, mientras que el Eco con la adaptación del GLP asciende hasta los 28.345 euros. En ambos casos incluyen un descuento de 2.500 euros por realizar la financiación con la marca.

Primera prueba del DFSK F5

Antes de empezar a hablar sobre este DFSK F5 te voy a pedir que dejes a un lado los prejuicios porque estos coches chinos vienen preparados para hacerse un hueco dentro de nuestro mercado. Desde luego no están a la altura de esas marcas en las que se inspiran, pero su objetivo es otro, intentando captar a clientes que buscan en un coche una gran relación calidad/precio.

Como hace poco pude probar el DFSK 580, tengo que decir que en este DFSK F5 se ha dado un salto de nivel (la marca los sitúa en generaciones diferentes). Lo aprecias primero en el habitáculo con esa calidad que aporta el cuero Nappa, pero también una mayor precisión en los ajustes y un volante que se ajusta tanto en altura como en profundidad. Por no hablar de las dos pantallas, siendo la multimedia más grande pero manteniendo el mismo sistema para la radio que no permite escoger una emisora en concreto. Siempre tendrás a mano el Mirrorlink.

Arrancamos apretando el botón de nuestro DFSK F5, en versión Eco, y se deja notar un poco en el habitáculo, algo que luego en marcha desaparece. El GLP necesita un proceso de calentamiento inicial, por lo que los primeros minutos circularás en gasolina y luego se cambiará, si es la opción que has elegido en el botón que está situado a la izquierda del volante. En los primeros metros, debido al funcionamiento del CVT, al SUV chino le cuesta un poco salir, empezando a mostrar su poderío y el sonido de su motor, cuando superamos las 3.000 rpm. Con sus 137 CV no esperes una respuesta muy contundente (incluso con el modo Sport activo), aunque la suficiente para mantener un ritmo constante a velocidades legales.

Otro aspecto en el que mejora este DFSK F5 es en su configuración del chasis. Mientras que el DFSK 580 monta una barra de torsión en la suspensión trasera, el SUV coupé equipa una multibrazo independiente. Esto repercute en una mayor comodidad y un mejor guiado en carretera. Eso sí, todavía sigue pecando de un poco blandita en los virajes. La dirección, por su parte, sigue siendo de buen tacto.

FUENTE: www.auto10.com

 

Coches.net: “DFSK F5: Un SUV chino a muy buen precio”

By | SUV F5

Hoy traemos a coches.net nuestra primera videoprueba de un automóvil chino. Se trata del DFSK F5, un SUV de tamaño medio con techo “al estilo cupé” que tratará de encontrar espacio en el mercado español gracias a su bajo precio. La versión Eco, a la que dedicamos este artículo, cuesta 30.846 euros, y monta un motor 1.5 turbo de 137 CV que admite gasolina y GLP.

Para quienes aún no sepáis de la existencia de la marca DFSK, su nombre es abreviatura de la alianza entre Dongfeng y Sokon. Dongfeng, el miembro más conocido de esta sociedad, es un gigante de la industria automovilística de su país. Esta empresa, propiedad del estado chino, se dedica a la fabricación de vehículos comerciales y de turismo; y entre estos últimos, los de Peugeot, Citroën, Nissan, Renault, Kia y Honda que están a la venta en su mercado local. En España, la marca vende actualmente dos turismospor un lado, eDFSK 580, un SUV de corte tradicionaly por otro, el también SUV pero más refinado y sugerente DFSK F5.

 

Un “SUV cupé” diseñado y fabricado en China

El F5 es un SUV “tirando a grande” cuya morfología recuerda a la del Volkswagen Tiguan X que se vende en China. Por tamaño podríamos encuadrarlo en el segmento D, ya que mide 4,69 metros de largo. Tiene 2,79 metros de distancia entre ejes, y tanto su anchura de 1,87 metros como su altura de 1,65 metros le otorgan una apariencia voluminosa.

El habitáculo transmite buena sensación de calidad y tacto en la mayoría de materiales y superficies, aunque haya mucho más negro piano de lo que me gustaría. Además, el puesto de conducción es espacioso, en consonancia con la anchura del vehículo; y la postura de conducción es cómoda, como también lo son los asientos. Lástima que la consola central sea muy voluminosa y obligue a subir el asiento un poco más de lo que me gustaría para no dar con el codo al girar.

La pantalla táctil destaca por su tamaño, ya que tiene 10,25” de diagonal; pero por desgracia da acceso a un sistema de infoentretenimiento muy pobre. Su manejo es complicado, nada intuitivo; su respuesta es lenta y se queda muy corto en funcionalidades. Entre sus carencias está la falta de compatibilidad con Android Auto y CarPlay; aunque al menos sí trae cámara de visión trasera y navegación GPS. Lo malo es que el navegador “secuestra” la pantalla mientras está en uso, y no nos dejará hacer nada más hasta que salgamos de la aplicación.

En cuanto a la pantalla inferior, gran protagonista de la consola central, en realidad es una superficie destinada a controlar la climatizaciónY es una lástima que, disponiendo de tanto espacio, no ofrezca mandos físicos para regular la temperatura: aquí son táctiles, cuesta manejarlos y quedan muy lejos de la vista. Bajo esta pantalla se habilita un espacio donde podemos depositar el teléfono; por ejemplo. Lástima que la bandeja no ofrezca carga inalámbrica. Lo que sí tenemos a nuestro alcance es un cofre de gran tamaño y dos portabebidas.

El techo en caída suele complicar el acceso a las plazas traseras, pero afortunadamente no es el caso. Además, el espacio interior es sorprendentemente amplio; y tampoco tendremos problemas de altura al techo, gracias en parte a que la banqueta está en una posición relativamente baja. Como elementos de confort, disponemos de un amplio reposabrazos central, salidas de aireación, una toma de 12V y un puerto USB.

El maletero tiene buenos detalles como el mecanismo eléctrico de apertura y cierre; y la boca de carga es amplia, considerando que no es muy alta a causa de la forma de la carrocería. El problema es, simplemente, que se queda pequeño. Solo ofrece 379 litros, capacidad que es prácticamente la misma que ofrece, por ejemplo… un Golf. Bajo el piso habría espacio para una rueda de repuesto si no fuese porque en esta versión bifuel nos encontramos con el depósito de GLP. Con los respaldos de la fila posterior abatidos, dispondremos de una capacidad total de carga de 1.420 litros.

 

Motor japonés, cambio alemán y conducción “europea”

Este automóvil es chino, pero su propulsor es japonés. Se trata de un motor 1.5 Turbo de cuatro cilindros y 137 CV, de origen Mitsubishi, que se encarga de mover el eje delantero. La potencia es simplemente correcta; y la cifra de par es baja para un motor turbo: sólo entrega 220 Nm. Este motor tiene un carácter voluntarioso y se las apaña para mover con dignidad los 1.664 kg de peso en vacío; pero por mucho que ponga de su parte, se ve penalizado por el cambio automático de tipo CVT, que tampoco es chino, sino alemán.

Está fabricado por la prestigiosa ZF; pero este cambio de variador continuo es el peor que he probado en mucho tiempo. Esta caja es de las “de vieja escuela”, y se comporta como el variador de un scooter: a poco que pisemos el acelerador, el motor gira como un molinillo y parece hacerlo en vacío, reemplazando la aceleración por frustración.

Y luego está el tema de los consumos. Con esta combinación de motor y cambio, el DFSK F5 homologa 11 litros a los 100 kilómetros; y eso según el ciclo NEDC, no el actual WLTP. Por fortuna, el promedio obtenido durante nuestro recorrido habitual de pruebas ha sido un poco inferior: 10,5 litros por cada 100 km. En autopista rondaremos los 9 litros a velocidad legal; pero tened en cuenta que en este coche, los consumos son muy sensibles al acelerador.

Para mitigar el problema, DFSK ofrece la variante bifuel que hemos probado, con instalación de GLP. Esta versión permite extender la autonomía teórica hasta 1.100 km aprovechando los depósitos de gasolina y gas licuado de petróleo; y de camino, adhiere el distintivo ECO al parabrisas.

Si ni el motor y ni el cambio merecen buena nota, el chasis cumple mucho mejor; y, en términos generales, se ajusta a lo que espera el conductor de un SUV de tamaño medio-grande. Transmite sensación de rigidez, con buena calidad de rodadura; y además presume de montar un eje trasero con suspensión multibrazo. El comportamiento de este F5 me ha convencido en ciudad y autopista; pero como era de esperar, en carreteras secundarias empieza a mostrar sus costuras.

Las suspensiones son relativamente firmes en la primera etapa de su recorrido; pero superado ese punto, la carrocería empieza a mostrar su peso inclinándose más de lo deseable. La generosa altura al suelo de 19,5 cm, que puede venir bien una escapada por tierra, se vuelve en contra sobre el asfalto ya que eleva el centro de gravedad del vehículo y aumenta el recorrido de las suspensiones. Por otra parte, la dirección, más bien lenta, tampoco invita a practicar una conducción decidida; aunque aquí es donde me recuerdo a mí mismo que este SUV está hecho para lo que está hecho.

En efecto: este es un automóvil destinado a ofrecer una experiencia de conducción relajada y agradable. Lástima que el agrado de conducción se vea limitado por la sonoridad. El ruido de la rodadura está bien controlado en general, pero el motor sube mucho de vueltas a poco que pisemos el acelerador -dichoso CVT-, y el ruido aerodinámico se deja notar bastante a velocidad de crucero.

 

Precios imbatibles (para un SUV de este tamaño)

Nada es perfecto en la vida; pero tampoco se puede exigir perfección a un producto como éste, que pretende ofrecer una favorable relación calidad/precio… a bajo precio. Porque, ya os lo adelanto, no os resultará fácil encontrar otro SUV de este tamaño con precios más bajos que los del DFSK F5. El modelo de gasolina, llamado Classic, está a la venta por 28.995 euros, mientras que la variante Eco, preparada para usar GLP, cuesta 30.846 euros.

En ambas versiones, el equipamiento de serie incluye faros LED, techo panorámico, tapicerías de cuero, asientos delanteros eléctricos, arranque sin llave, avisadores de aparcamiento, control de crucero, asistente de arranque en pendiente y control de descensos, además de todo lo que ya hemos visto. ¿Y el equipamiento extra? Pues no lo hay, para bien o para mal. Y en cuanto a garantía, la marca se ve con suficiente confianza como ofrecer 4 años nada menos.

 

La Razón: Lujo chino y asequible

By | SUV F5

El todocamino de la marca DFSK está a la venta en España desde 26.495 euros

Distribuida en España desde hace poco más de un año por Invicta Motor, la marca china DFSK es un gigante asiático de la automoción. Nacido en 2003 de la fusión de Dongfeng y Sokon (de ahí sus siglas) es actualmente el segundo fabricante de coches de China, con cuatro millones de unidades, vendiendo sus productos en setenta países y con fábricas y centros de diseño en tres continentes.

El nuevo modelo F5 es un SUV de segmento D (4,68 metros de largo) con carrocería coupé diseñado para el público europeo. De ahí sus similitudes con conocidos modelos alemanes. En su cuarta generación de SUV, DFSK plantea un modelo súper-equipado a precio generalista y con un estilo muy actual.

Cuenta con una distancia entre-ejes muy generosa (2,79 metros) y una considerable anchura (1,86 m) lo que genera una gran habitabilidad posterior -desprovista de túnel de transmisión- pese al descenso del techo, lo que permite unas proporciones de carrocería muy elegantes y fluidas, rematadas con detalles como la línea de luz transversal trasera o la calandra “estrellada” delantera entre los faros Full-Led.

El F5 es un SUV grande y confortable, movido por un probado motor Mitsubishi de 1,5 litros de gasolina sobrealimentado. En España se ofrece también transformado a GLP, lo que permite disponer de etiqueta “ECO” de la DGT y una autonomía extendida hasta los 1.107 Km (el depósito ocupa el hueco de la rueda de repuesto, sin reducir el maletero). Con 137 CV, ofrece potencia suficiente para mover los 1.600 Kg del conjunto. El cambio automático se ofrece de serie como una aportación de lujo, pero el CVT (variador continuo) fabricado por la alemana ZF ralentiza demasiado las aceleraciones y aporta un ruido excesivo al habitáculo. Un cambio manual sería mucho más eficiente y silencioso.

El nuevo SUV F5 del fabricante chino tiene su punto fuerte en la relación calidad/precio. El habitáculo parece el de un modelo “premium”, con una ergonomía bien estudiada, tres pantallas digitales, ayudas a la conducción, volante multifunción, asientos eléctricos y calefactables, revestimientos de buen tacto y aspecto, techo solar Webasto… Aunque el cuero sea sintético, los asientos son de lo mejor que hemos probado, por cómodos y envolventes.

El CVT -pese a sus limitaciones- puede usarse también en posición Sport y hasta en modo “secuencial”, lo que es recomendable para adelantar o para salir rápido de un cruce, evitando el deslizamiento prolongado del modo “standard”.

La rodadura del F5 es bastante silenciosa y confortable, contando con buenos frenos montados dentro de llantas de aleación de 18″ (recordemos que el cambio no retiene) y el conductor tiene a mano todos los controles, la mayor parte sin soltar el volante. Incluido el paso de gasolina a GLP (en la versión ECO), que permite alargar enormemente la autonomía con un coste de sólo 0,7 € por Km. El equipamiento de serie incluye control de estabilidad ESP, arranque en pendiente y descenso, conectividad “a la moda”, cámara trasera y hasta cámara delantera de grabación continua. En cuanto a la seguridad pasiva, el coche ha superado ampliamente la prueba de impacto NCAP y cuenta con varios airbags.

DFSK propone tres acabados interiores (en tres colores) y cuatro colores básicos de carrocería para elegir, todos al mismo precio, con todo el equipamiento de serie. Y aporta una garantía de 4 años/ 80.000 Km (ampliable por el cliente), contando actualmente con 23 concesiones repartidas por la geografía española.

Los precios van desde los 26.495 € de la versión de gasolina Classic (etiqueta “C”) a los 28.345 de la versión ECO gasolina/GLP, a los que hay que restar 2.500 € de oferta de lanzamiento o la opción de financiación.

 

DFSK F5

Motor: Mistubishi de 4 cilindros y 1.5 litros turbo

Combustible: gasolina/GLP

Potencia: 137 cv

Cambio: variador continuo (CVT) ZF

Velocidad máxima: 180 Km/h

Dimens.: 4,68 / 1,86 / 1,64 m

Plazas: 5 Peso: 1.570 kg

Tracción: delantera

Cap. maletero: 379 a 1.420 l

Autonomía: hasta 1.107 Km (GLP)

Precio: 26.495 €

DFSK F5

ABC: DFSK, el «Huawei de los coches» lanza en España un SUV de inspiración Premium

By | SUV F5

La marca china DFSK inicia la comercialización de su F5, un todocamino diseñado en Alemania disponible con mecánica de gasolina o GLP

 

El fabricante chino DFSK, presente en España desde 2012 con vehículos industriales y comerciales, inició el año pasado su asalto en serio al mercado automovilístico patrio. Lo hizo con el SUV de hasta siete plazas DFSK 580. Ahora, a través de su comercializadora Invicta Motors, da un salto adelante con un segundo modelo, el F5, un SUV coupé diseñado en Alemania e inspirado, según admiten directamente desde la marca, en los fabricantes Premium germanos, aunque enfocado a un público generalista.

DFSK es el segundo mayor fabricante de China, donde produce en colaboración con Honda, Nissan y el grupo PSA. Precisamente es el tercer mayor accionista del conglomerado galo, del que hace no mucho Donfeng -una de las sociedades que la integran- llegó a ser accionista mayoritario.

La marca cuenta ya con 22 concesionarios en España, y sus ventas crecen un 64% en un ejercicio muy marcado por el coronavirus, aunque como admite su responsable en España, Domingo Ginés, lo hacen desde niveles aún muy modestos, rondando ahora la treintena de unidades al mes. Sus planes de futuro pasan, como los del resto de fabricantes, por la electrificación, a través de una nueva marca, Seres, que traerá a Europa tres modelos eléctricos, tras abrirse un hueco en el mercado siguiendo la estela de lo que primero hizo Huawei en la telefonía móvil.

A diferencia del DFSK 580, un coche que desde el primer momento queda encasillado estéticamente como un producto oriental, el DFSK F5 es más afín al ojo europeo. Contribuye a ello no solo la caída del techo, sino también la iluminación LED, la parrilla o los escapes, que por cierto, son funcionales y no falsos.

El modelo, que ya hemos podido probar brevemente en un recorrido de unos 130 kilómetros, es atractivo a la vista y al tacto. Solo algunos detalles deslucen, como el logo trasero serigrafiado y unas llantas que, por su tamaño, quedan algo escasas, con 18 pulgadas (no habrá otras en opción) para un modelo de 4,68 metros de largo y 1,64 de alto.

Una de sus grandes bazas es que permitirá lucir la etiqueta ECO sobre el parabrisas, puesto que se comercializa con un kit de GLP. Un segundo depósito instalado en el hueco de la rueda de repuesto le dota de casi 1.100 kilómetros de autonomía, sumándose a los casi 600 del tanque de gasolina. También estará disponible en gasolina, con etiqueta medioambiental C.

El propulsor es un 1.5 de origen Mitsubishi, que rinde 136CV y mueve con agilidad el coche. Va siempre asociado a una caja automática ZF de tipo CVT de 6 velocidades, sin levas en la columna de dirección, aunque con una opción manual que mejora el rendimiento. También incorpora un modo extra para superficies deslizantes, aunque la tracción es siempre delantera.

En el interior, de cuero sintético, todo es agradable al tacto, y apenas hay un par de detalles de ajuste mejorable (en la unión del salpicadero, por ejemplo, se deja entrever el pegamento, al menos en nuestra unidad). Sorprende el moderno diseño del salpicadero, con mandos táctiles para la climatización -que esconden un logo retroiluminado-, y el diseño liviano del volante. La pantalla de infoentretenimiento, con 10,5 pulgadas, es de buen tamaño, aunque su ubicación es algo baja y no se ve con total claridad a pleno sol.

 

Su gran baza es la gran cantidad de espacio en el habitáculo, algo reforzado por un enorme techo panorámico. Tanto delante como detrás hay hueco para viajar con confort, incluso para un quinto pasajero, puesto que no hay túnel de transmisión. Tampoco molesta el techo, algo que no siempre ocurre en los SUV de corte coupé, por la caída del pilar C, que no es excesivamente acusada.

En marcha es además bastante confortable, y aquí se agradece el tamaño contenido de las llantas pero también el tarado de la suspensión, McPherson delante y MultiLink en el eje trasero, como suele ser habitual en este tipo de vehículos. Los asientos, de ajuste eléctrico en el caso del conductor, son igualmente cómodos. De otro lado, lo que menos nos ha gustado, sin embargo, es el tacto de la dirección, muy poco informativa. El aislamiento, por su parte, también tiene margen para la mejora.

El DFSK F5 incorpora gran cantidad de tecnologías, todas ellas de serie, con el ánimo de simplificar al máximo la oferta inicial. Así, incluye cámara de marcha atrás en HD, sensor de proximidad trasero, sistema de control de presión de neumáticos, así como ayudas a la conducción como el control de crucero, asistente de arranque en pendiente o asistente de frenada de emergencia. También grabación en todo momento mediante Dashcam o cámara frontal, algo poco habitual en Europa (muy frecuente en Rusia o Estados Unidos), útil en caso de accidente, aunque su presencia ocupa una parte no desdeñable de la luna delantera. Incorpora también navegación GPS y apertura y arranque sin llave, además de asientos calefactados.

Para su aterrizaje en España, DFSK ha previsto una gama sencilla para el F5, sin variaciones en el equipamiento más allá del color. En el exterior se podrá optar entre rojo metalizado, negro metalizado, blanco y azul metalizado; y en el interior, entre azul, negro y rojo. Los precios parten de 26.495 euros para el F5 de gasolina Classic, y alcanzan los 28.345 para la versión de GLP, con 2.500 euros de descuento por financiación incluidos.

Highmotor: DFSK F5, el SUV Coupé que quiere democratizar un concepto premium

By | SUV F5

Probamos el DFSK F5, un todocamino de planta estilosa cuyo objetivo es dar el acceso a los SUV coupés a precios generalistas a pesar de su inspiración premium

El objetivo de DFSK en España es claro: hacer que sus clientes compren un producto de moda que se ajuste a sus necesidades y no uno de otro constructor por el mero hecho portar un emblema de marca. Con un catálogo que incluye ahora 3 vehículos, todos SUV y la futura inclusión de otro en 2021, un automóvil eléctrico que aspirará a ser el EV del pueblo, ponernos a los mandos y hacer una breve prueba del DFSK F5 supone conducir todocamino que bebe de las fuentes de inspiración de los todocaminos de referencia europeos y trata de combinarlos en un mismo automóvil, tarea compleja y que, como demuestra el hacer bien una buena paella, no siempre contar con los mejores ingredientes aseguran un plato delicioso.

Hay que tener en cuenta que, en el papel de hipotético interesado en comprar un SUV coupé como es éste, debería dejar los prejuicios, y acercarme al todocamino chino como si de una hoja en blanco se tratara.

Entonces, solo así, se podrá entender si es un automóvil que se ajusta a lo que se busca. Y parece que, de entrada, la paella toma forma.

Análisis exterior del SUV coupé

Con unas dimensiones de 4.685 milímetros de largo, 1.865 de ancho, 1.645 de alto, su generoso ancho de vías, 2.790 mm, homologa 5 plazas.

Por fuera, el SUV se ve y es grande, sobre todo su silueta que se prolonga desde el pilar B y hasta el maletero donde, de manera muy discreta, cuatro letras y un número indican una marca y el nombre del modelo.

Por delante, la gran parrilla salpicada de destellos metálicos hace su función en cuanto a la única mecánica disponible (el motor de origen Mitsubishi 1.5 TGDI de gasolina que está literalmente, escondido en su vano motor) y estética, aportando, como todo en este vehículo, un toque de distinción.

Los faros, como los pilotos, cuentan con una inscripción definitoria: FULL LED TECHNOLOGY y es que en este coche todo va a ‘full’ porque, salvo el color de la carrocería y la extensión de garantía, todo lo que muestra se equipa de serie, es decir, no hay ni más ni menos opciones que elegir si el motor solo de gasolina o el adaptado a GLP porque, además mostrar un diseño a la última en cuanto al porte occidental, luce como uno de sus puntos fuertes, en su relación precio-calidad y practicidad, la etiqueta ECO de la DGT por poder recurrir al uso del gas alternado a voluntad con el de gasolina en el caso de la variante como DFSK F5 ECO.

Sea como fuere, seguimos nuestro recorrido hacia la cúpula del SUV que, con un gran cristal panorámico y un ascenso progresivo pero rotundo de su pilar A, culmina en una cima que, como buen todocamino con diseño inspirado en las carrocerías coupé, inicia su infinito descenso hacía la zaga. Discreto, sin demasiadas complicaciones, con unos paneles que se apoyan en una elevada cintura, la vista lateral solo confirma la primera vista 360 º inicial: es un vehículo muy grande.

Y, como suponía al inicio, si reflexionara si comprar el nuevo DFSK F5, en cuanto a su aspecto interior me quedaría con dos elementos: las llantas, que no las ruedas, y la fotografía frontal anterior.

Los representantes de la marca en España no niegan que sus diseñadores, sitos en Alemania y en Estados Unidos, han tomado como referencia diferentes coupés con aires de todoterreno de las marcas premium alemanas más conocidas pero, sinceramente, a mí este coche me recuerda al DS 7 que probamos y eso, en cuanto a diseño, no es nada malo, al revés.

Es decir, en conjunto, el diseño de este todocamino, si no enjuiciamos sus «similitudes con» presenta una cara contundente, un contorno de manual y una zaga de alta costura.

Habitabilidad del DFSK F5

Y, si hay algo importante a la hora de probar un DFSK F5 es adentrarse en su habitáculo.

Sé que el lector más crítico y, sobre todo, clasista puede que le chirríen los dientes al leer la siguiente afirmación: este coche, por dentro, me recuerda al Maserati Levante. Pero, antes de poner el grito en el cielo, me explico.

El DFSK F5 no se parece en absoluto a ninguno de los interiores de los SUV germanos de los que dicen basarse, podrá contar con un diseño similar a en las salidas de aire, el volante, la consola central… pero no es ni una réplica ni pretende serlo.

Toma lo mejor de cada casa y trata de insertarlo en un conjunto con personalidad propia en el que destaca por sus aires elitistas, lo mismo que el Maserati Levante, salvando las distancias con que el habitáculo del SUV italiano, habida cuenta de contar con unos materiales realmente elitistas, goza de un diseño que solo desde Italia se puede jugar a utilizar un color tan estridente como la que bañaba el habitáculo del Maserati Levante GTS que tuve el enorme placer de conducir y que, es entonces, cuando me recuerda esta propuesta ‘low-cost’ china de todocamino coupé al de la firma del tridente.

Teniendo en cuenta el precio del DFSK F5, sobre todo de su variante estándar, la que no cuenta con el kit de GLP, el interior es realmente acogedor y su halo desprende unos aires de calidad que, si bien es cierto que solo el paso del tiempo podrá juzgar su resistencia al uso y al devenir de sus rutinas, a priori, es realmente su mejor apuesta.

Las butacas delanteras, con ajuste eléctrico, son el sofá de casa que buscas para un buen libro en una noche de otoño a la luz de la chimenea, la plaza del copiloto, la que disfrutas en largos viajes sin interferir conversación con otro acompañante, solo disfrutando de la oxidación de las hojas caducas de los árboles y, sin duda, la banqueta trasera, el equivalente a los puestos de berlinas destinadas al transporte de ilustres personajes en las plazas posteriores ya que, gracias a la citada distancia entre ejes, para una persona de una altura como la mía, de 1,8 y una envergadura propia de la talla M, el espacio disponible, libre y practicable para dos ocupantes es absoluto, e, incluso se acierta suficiente para 3, cosa no siempre presente en SUV coupés centrados en la estética y no en la comodidad de quienes viajen detrás.

Es cierto que presenta adornos, elementos, incrustaciones que simulan desde fibra de carbono a materiales nobles como pudieran ser piezas metálicas cuyo acabado no es óptimo, pero, pensando en el precio del DFSK F5, se entiende y se justifica pero también se compensa con otras que sí aportan una presencia premium.

Finalmente, el maletero del DFSK F5 cubica 379 litros, esto se traduce en que, si bien no es demasiado alto, consecuencia directa de una generosa y angulosa inclinación de su arquitectura, es muy espacioso y la distancia desde la boca de acceso, que, de paso indicar, es alta respecto del suelo, hasta la línea de altura de carga máxima, el profunda.

Sin poder tener a mano un bulto de generoso volumen, me dispongo a imaginar durante la exposición y prueba del DFSK F5 que, en mi esquema mental, cabe mi maleta familiar y otra de cabina junto algún que otro bulto más. Cabe destacar que la variante con depósito de GLP de 68 litros, que anuncia una autonomía combinada de hasta más de 1.100 km, se ubica donde está la rueda de repuesto de la versión de gasolina 100 por 100 pero que el tanque adicional no resta espacio para el maletero a costa de sacrificar la rueda de recambio en favor de un kit de reparación de pinchazos.

Análisis de la conducción del DFSK F5

Pasada la descripción del habitáculo, este coche convence poco a poco: desde su análisis externo al interno, siempre con el PVP del DFSK F5 como referencia y con la comparativa en mente con sus posibles rivales generalistas europeos, toca ponerse al volante del mismo.

Mencionada la posición de conducción, con el ajuste a mi gusto, me llama la atención que, si bien en los SUV la altura a la que quedo es siempre elevada por más que clave la banqueta al piso del suelo, en este caso, por más que trate de pedirle al cojín que baje, con el máximo permitido, la sensación es que veo por encima de lo que suelo ver desde cualquier otro SUV, coupé o con carrocería de inspiración a todoterreno clásico y, en parte, se debe también a sus 20 cm de altura libre respecto del suelo.

El ajuste del volante es en altura y profundidad y el cuadro de instrumentación analógico, que equipa un sencillo ordenador de abordo que, al menos en la unidad conducida, solo permitía su lectura en chino o inglés, se inserta en un salpicadero que emula pieles nobles con dignidad y mucha más vistosidad.

El diseño del mismo es llamativo, dinámico y tecnológico gracias a la pantalla central de un también sencillo, por aplicaciones, sistema de información y entretenimiento que viene a coronar al que entre la principal y la palanca de cambios se sitúa otra con botonera táctil para el climatizador.

Las placas lacadas y en símil de fibra de carbono junto con una combinación de materiales de corte que emula a los más distinguidos, hacen sentirse en un coche de calidad superior al que realmente es ya que, vuelta a la realidad, por el precio del DFSK F5, el acabado es más que realmente at

Entonces, y en favor de este SUV chino, pasa lo que no es extraño que ocurra en todocaminos que aspiran a jugar en ligas mayores aunque no la batalla por la tarta entre las marcas premium no es su guerra.

Arrancado el propulsor de 137 caballos y 220 Nm, la motricidad a las dos ruedas muestra dos facetas.

1916

De una parte y, a pesar de que es posible hacer que la transmisión CVT actúe algo más inmediata en circunstancias como salidas a vías rápidas o incorporaciones saliendo desde parado, el motor es perezoso, es conveniente aprender a usar el par motor para no darse un susto al entrar en un carril donde, bien sea en población, bien sea en carreteras con velocidades superiores a las urbanas, se juegue con la anticipación para buscar algo de inercia al echar a rodar.

Por otro lado, la comodidad del uso de dos pedales hace que, en población, tan solo haya que preocuparse por acelerar y frenar en cada momento, nada más.

El recorrido realizado en esta prueba del DFSK F5 incluyó vía urbana, autopista y una ruta por carretera de montaña.

Por este orden, este SUV coupé, gracias a su confort y habitabilidad, en población es un gran aliado en el ritmo disruptivo de cualquier localidad, peca en cuanto a los giros más cerrados en los que, según lo vivido, también por sus dimensiones, requiere una gran amplitud para poder dar la vuelta o bien maniobrar para cambiar de sentido.

En carretera rápida es cierto que no vendría mal un mayor aporte energético en momentos como adelantamientos o pendientes pero, en un trayecto de media o larga distancia su respuesta es equilibrada y, en carretera sinuosa presenta dos vertientes.

De una parte, gracias a su peso y dimensiones, se siente muy aplomado y largo, lo cual es una realidad que puede venir bien para el apoyo y la trazada pero también puede provocar inercias y correcciones incómodas cuando el ritmo se complica pero, está claro que, alguien que se acerca a comprar un DFSK F5 no lo hace para irse de tramo con él.

Valoración general del DFSK F5

Para concluir, vuelvo a incidir en que, quien se plantee la adquisición de un DFSK F5 debe hacerlo con la mente abierta, convencido de que le gusta lo que ve y no lo que quiere hacer ver con él, un coche que se puede disfrutar desde dentro y que, sin ser muy exigente con su mecánica, puede cumplir como otros SUV como pudiera ser, por parentesco forzado, con el Mitsubishi Eclipse Cross.

Un todocamino dirigido a un público que busca una relación entre precio, calidad y presencia coherente para el tipo de vehículo que se quiere, que ofrece una planta en boga, un interior que transmite mayor estatus de lo que cabe esperar, cuya mecánica penaliza por su naturaleza inherente y que, en conjunto, satisface su uso.

Entonces, atendiendo a que el precio del DFSK F5 Classic, el estándar, parte desde 26.495 euros y el ECO desde 28.345, ambas cuantías incluyen descuento de 2.500 euros por financiación, no tiene rival entre los SUV coupé con aires premium.

Revista del motor: DFSK F5, EL PRIMER SUV COUPÉ, DESDE 26.495 EUROS

By | SUV F5

El nuevo modelo después del 580 es este SUV coupé de 4ª generación que llega con un más que atractivo diseño de estilo coupé con una habitabilidad espectacular, gran calidad de materiales, un completo equipamiento que incluye faros Full LED delanteros y traseros y portón trasero, ambos de serie.Llega con un motor 1.5 turbo de origen Mitsubishi, con opciones gasolina o bifuel GLP+gasolina, y cambio automático de tipo CVT fabricado por ZF.

La marca DFSK pertenece a Dongfeng Motor Group (DFM), que es el 2º mayor fabricante de automóviles de China y el 10º a nivel mundial, con una producción aproximada de 3,8 millones de unidades al año y la fabricación en exclusiva para el mercado chino de modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. Desde 2003 DFSK se ha convertido en una marca que en su amplia gama cuenta con turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas. Está presente en más de 70 países y, en España, su gama de turismos se compone del SUV compacto de 7 plazas DFSK 580 así como del recién llegado SUV Coupé medio DFSK F5. El F5 es el modelo elegido por DFSK para inaugurar la cuarta generación de su familia de SUVs, con la innovación, funcionalidad, calidad y un imbatible precio como principales baluartes, mientras estilísticamente presenta un diseño completamente rupturista con sus antecesores.

El DFSK F5 es el primer modelo de la cuarta generación de la familia de SUVs de DFSK, con el diseño, la innovación, funcionalidad, calidad y buen precio como principales fortalezas. El diseño ha sido una de las bazas más importante s de la concepción de este vehículo. Para plantear los bocetos definitivos de su diseño se han invertido más de doce meses de trabajo. Atesora los mejores atributos del mundo de las berlinas, los coupés y los SUV. Su elevada línea de cintura, su perfil descendente desde el pilar B y su vista lateral le confieren una gran personalidad.

Los grupos ópticos delanteros están integrados por fuentes de luz LED donde destacan los intermitentes dinámicos –tanto en la zona delantera como en la trasera. Toda su iluminación recurre a tecnología LED, con luz diurna (DRL) y faros Full LED con secuencias específicas para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y desbloquea las cerraduras; a las que se suma la luz que se proyecta bajo los espejos retrovisores exteriores con el logotipo de la marca para alumbrar el suelo en la zona de acceso. En la zaga, los pilotos traseros se unen a lo largo de toda la anchura del portón mediante una tira lumínica que ejerce como luz de posición así como por un embellecedor cromado. Su interior también cuenta con una luz ambiente de LED.

El portón trasero de serie dispone de accionamiento eléctrico, que permite su apertura o cierre desde el salpicadero, con el propio botón bajo el portón o desde el mando a distancia. El techo panorámico con accionamiento eléctrico, que está fabricado por Webasto, sobresale por su gran calidad, sumándose a su extenso equipamiento de serie. Las llantas de 18” en gris ahumado y sus dobles salidas de escape trapezoidales ensalzan su deportividad.

CALIDAD, ERGONOMÍA Y CONFORT

La sensación inicial cuando nos metemos dentro del coche es que estamos ante un modelo lleno de tecnología con un completo equipamiento y un diseño elegante y moderno que aumenta exponencialmente al acceder a su interior para comprobar que tanto sus buenos ajustes como su amplitud son dos de sus fortalezas. Dispone de dos pantallas táctiles, una de 10,25” en la zona central superior del salpicadero, donde se controla todo lo relativo al sistema de infoentretenimiento –con conexión MirrorLink–, y otra inferior, en la consola central, destinada en exclusiva al sistema de climatización; que también se puede operar desde la superior.

Su ergonomía y gran habitabilidad son notas destacadas en un interior que transmite muy buenas sensaciones. La profusión de molduras en negro piano es lo que menos nos ha gustado y contrasta con los espectaculare asientos, que cuentan con una tapicería de cuero de grano fino disponible en tres colores (negro, burdeos o azul/negro), que está confeccionada según las técnicas empleadas por las grandes firmas textiles francesas. Los asientos delanteros disponen de calefacción y regulaciones eléctricas; de diez vías para el del conductor y cuatro para el pasajero delantero. Estos asientos delanteros sobresalen por confort y capacidad de sujeción. A destacar el volante de tres radios, muy deportivo y con un aire inconfundiblemente alemán, que cuenta con su zona inferior achatada y forrado también en cuero napa. Si, como lo lees…

Pese a la acusada línea descendente del techo desde el pilar B, su habitabilidad en las plazas traseras es sorprendente. Con una distancia para las piernas de 880 mm y una cota de altura de 870 mm, permiten el acomodo real de tres adultos de buen tamaño, y cuenta un suelo completamente plano sin la intromisión del clásico túnel de transmisión, presente en la mayoría de sus rivales. La capacidad del maletero varía de los 379 a los 1.420 litros, si decides abatir los respaldos, que forman una superficie de carga plana con el maletero.

MAYOR SEGURIDAD

El chasis y carrocería del DFSK F5 ofrecen una elevada rigidez, muy superior al 580, que aporta precisión y un mayor dinamismo. Esta estructura, que recurre al empleo de aceros de ultra alta resistencia, resulta vital para la seguridad activa. Las ayudas electrónicas a la conducción se centran en un avanzado control de estabilidad (ESP), asistente de arranque en pendiente (Auto Hold), control de descenso de pendientes, sensores de presión de neumáticos y control de crucero entre otros. Gracias a su estructura de deformación programada, así como como a su equipo de airbags delanteros y laterales, también aporta una buena seguridad pasiva, que le ha permitido obtener 5 estrellas en las pruebas de choque C-NCAP (China). La cámara integrada tras el parabrisas, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo que nos gustó especialmente en un viaje. La cámara de aparcamiento de alta definición y los sensores volumétricos emplazados tanto en el paragolpes delantero como en el trasero facilitan enormemente tanto las maniobras a baja velocidad como el aparcamiento.

DINAMISMO SORPRENDENTE

En marcha sus cortos voladizos y generosa batalla, con 2,79 m de longitud, aseguran tanto un gran aplomo en vías rápidas como una gran agilidad en los trazados más revirados. Todo ello sin menoscabo de un gran confort de marcha gracias a su suspensión independiente en ambos trenes que tiene una configuración bastante equilibrada, siendo bastante cómoda sin tener que ser blanda. El sonido del motor está bastante atenuado, salvo cuando aceleramos a fondo, que se hace evidente. Lo más ruidoso es el aire que se escucha en los retrovisores y cerca de la cabeza del conductor.

Para propulsar al F5, DFSK recurre a un motor 1.5 turbo de 4 cilindros en línea con 137 CV y 220 Nm de par de origen Mitsubishi que tiene un desempeño más que razonable. Está disponible en versión de gasolina o bifuel, que puede funcionar tanto con gasolina como con Gas Licuado del Petróleo (GLP), por lo que cuenta con la etiqueta Eco de la DGT; que le otorga beneficios fiscales y de movilidad. Además, al disponer de dos depósitos –uno para la gasolina y otro para el GLP– aumenta su autonomía en ciclo combinado a 1.107 kilómetros con un coste por kilómetro de 0,07 euros al funcionar con GLP.

Para la transmisión se recurre a un cambio automático de variador continuo (CVT) del fabricante alemán ZF Friedrichshafen, con una palanca selectora de estilo aeronáutico con iluminación “Blacklight” que permite un manejo secuencial con 6 posiciones fijas al desplazarla hacia la derecha al carril secuencial. En ella se integra el botón “P” de aparcamiento, próximo al del freno de estacionamiento eléctrico y al Auto Hold. Desde un mando en el interior el conductor puede seleccionar tres modos distintos de uso: Normal, Sport o Winter. Tiene un funcionamiento muy confortable. No es una caja de cambios que guste de la conducción deportiva y hay que entenderla para saber cómo funciona y qué debemos esperar de ella. Es confortable, muy confortable y lineal, perfecta para gente que quiera conducir de forma suave y tranquila.

La gama se compone de dos versiones: Classic por 28.995 euros (26.495 euros con financiación) y Eco por 30.846 euros (28.346 euros con financiación) ambas con un completo equipamiento que sólo contempla la pintura metalizada como opcional (590 euros). Todos los DFSK a la venta en España incluyen una garantía de 4 años ampliable a 7 años o 100.000 km.

 

 

Economía de hoy: DFSK F5, el primer SUV Coupé generalista con aire de premium

By | SUV F5

Calidad de materiales en su interior equiparable a la de los modelos premium. Completo equipamiento, con iluminación led dinámica y portón trasero eléctrico. Motor 1.5 turbo, gasolina o bifuel, y cambio automático.

El F5 es el modelo elegido por DFSK para inaugurar la cuarta generación de su familia de SUVs, con la innovación, funcionalidad, calidad y un imbatible precio como principales baluartes, mientras estilísticamente presenta un diseño completamente rupturista con sus antecesores. DFSK pertenece a Dongfeng Motor Group (DFM), que es el 2º mayor fabricante de automóviles de China y el 10º a nivel mundial, con una producción aproximada de 3,8 millones de unidades al año y la fabricación en exclusiva para el mercado chino de modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. Desde 2003 DFSK se ha convertido en una marca que en su amplia gama cuenta con turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas. Está presente en más de 70 países y, en España, su gama de turismos se compone del SUV compacto de 7 plazas DFSK 580 así como del recién llegado SUV Coupé medio DFSK F5.

El DFSK F5 es el primer modelo de la cuarta generación de la familia de SUVs de DFSK, con el diseño, la innovación, funcionalidad, calidad e imbatible precio como principales fortalezas. Está pensado para cumplir las expectativas de las familias jóvenes a nivel global, que se fundamentan en tres pilares: estilo SUV Coupé, conectividad y un elevado nivel de calidad a un precio asequible para un gran público. Para plantear los bocetos definitivos de su diseño se han invertido más de doce meses de trabajo. Atesora los mejores atributos del mundo de las berlinas, los coupés y los SUV. Su aspecto robusto, con elevada línea de cintura, su llamativo perfil descendente desde el pilar B y su elegante vista lateral le confieren una gran personalidad.

Los grupos ópticos delanteros están integrados, junto a su característica parrilla estrellada, en la línea de cintura para expresar un efecto visual más fuerte al tiempo que los intermitentes dinámicos –tanto en la zona delantera como en la trasera– advierten de su gran carga tecnológica y lujo por el detalle. Toda su iluminación recurre a tecnología Led, con luz diurna (DRL) y faros Full Led con secuencias específicas para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y desbloquea las cerraduras; a las que se suma la luz que se proyecta bajo los espejos retrovisores exteriores con el logotipo de la marca para alumbrar el suelo en la zona de acceso. En la zaga, los pilotos traseros se unen a lo largo de toda la anchura del portón mediante una tira lumínica que ejerce como luz de posición, así como por un embellecedor cromado. Su interior también cuenta con una atractiva luz ambiente de Led.

El portón trasero de serie dispone de accionamiento eléctrico, que permite su apertura o cierre desde el salpicadero, con el propio botón bajo el portón o desde el mando a distancia. El techo panorámico con accionamiento eléctrico, que está fabricado por Webasto, sobresale por su gran calidad, sumándose a su extenso equipamiento de serie. Las llantas de 18” en gris ahumado y sus dobles salidas de escape trapezoidales ensalzan su deportividad.

DFSK F5: sorprendente por su calidad, ergonomía y confort

La sensación inicial de alta tecnología, completo equipamiento y elegancia en su diseño aumentan exponencialmente al acceder a su interior para comprobar tanto sus cuidados ajustes como por su amplitud. Dispone de dos pantallas táctiles, una de 10,25” en la zona central superior del salpicadero, donde se controla todo lo relativo al sistema de infoentretenimiento –con conexión MirrorLink–, y otra inferior, en la consola central, destinada en exclusiva al sistema de climatización; que también se puede operar desde la superior.

Su cuidada ergonomía y gran habitabilidad son notas destacadas en un interior que transmite un indudable aire premium. Como muestran las molduras en negro piano, así como la tapicería de fino y sedoso cuero napa, disponible en tres combinaciones (negro, burdeos o azul/negro), que está confeccionada según las técnicas empleadas por las grandes firmas textiles francesas. Los asientos delanteros disponen de calefacción y regulaciones eléctricas; en diez vías para el del conductor y cuatro para el pasajero delantero. Unos asientos delanteros que sobresalen por confort y capacidad de sujeción junto a un deportivo volante de tres radios, con su zona inferior ligeramente achatada, forrado también en cuero napa.

Pese a la acusada línea descendente del techo desde el pilar B, su habitabilidad en las plazas traseras es sorprendente. Con una distancia para las piernas de 880 mm y una cota de altura de 970 mm, que permiten el acomodo real de tres adultos de gran talla, y un suelo completamente plano sin la intromisión del clásico túnel de transmisión presente en la mayoría de sus rivales.

DFSK F5: ultra resistente

El chasis y carrocería del DFSK F5 ofrecen una elevada rigidez, que aporta precisión y un elevado dinamismo. Esta estructura, que recurre al empleo de aceros de ultra alta resistencia, resulta vital para su seguridad activa que se complementa con diferentes ayudas electrónicas a la conducción. Su estructura de deformación programada, así como como a su equipo de airbags delanteros y laterales, también aporta una buena seguridad pasiva, que le ha permitido obtener 5 estrellas en las pruebas de choque C-NCAP. La cámara integrada tras el parabrisas, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo que nos gustó especialmente en un viaje.

La cámara de aparcamiento de alta definición y los sensores volumétricos emplazados tanto en el paragolpes delantero como en el trasero facilitan enormemente tanto las maniobras a baja velocidad como el aparcamiento.

DFSK F5: cualidades de modelo premium para rivalizar con marcas generalistas

En marcha sus cortos voladizos y generosa batalla, con 2,79 m de longitud, aseguran tanto un gran aplomo en vías rápidas como una gran agilidad en los trazados más revirados. Todo ello sin menoscabo de un gran confort gracias a su suspensión independiente en ambos trenes, así como a la baja rumorosidad que se registra en su habitáculo. No en vano, los ingenieros de DFSK han acometido un gran esfuerzo para reducir lo máximo posible el nivel de NVH (ruidos y vibraciones); que se encuentra en los valores más bajos del segmento premium.

Para propulsar al F5, DFSK recurre a un motor 1.5 turbo de 4 cilindros en línea con 137 CV y 220 Nm de par de origen Mitsubishi. Está disponible en versión de gasolina o bifuel, que puede funcionar tanto con gasolina como con Gas Licuado del Petróleo (GLP), por lo que cuenta con la etiqueta Eco de la DGT; que le otorga beneficios fiscales y de movilidad. Además, al disponer de dos depósitos –uno para la gasolina y otro para el GLP– aumenta su autonomía en ciclo combinado a 1.107 kilómetros con un coste por kilómetro de 0,07 euros al funcionar con GLP. Para la transmisión se recurre a un sedoso cambio automático por variador continuo (CVT) del reputado fabricante alemán ZF Friedrichshafen, con una palanca selectora de estilo aeronáutico que permite un manejo secuencial con 6 posiciones fijas al desplazarla hacia la derecha al carril secuencial. En ella se integra el botón “P” de aparcamiento, próximo al del freno de estacionamiento eléctrico y al Auto Hold. Desde un mando en el interior el conductor puede seleccionar tres modos distintos de uso: Normal, Sport o Winter.

La gama se compone de dos versiones: Classic por 28.995 euros (26.495 euros con financiación) y Eco por 30.846 euros (28.346 euros con financiación) ambas con un completo equipamiento que sólo contempla la pintura metalizada como opcional (590 euros). Todos los DFSK a la venta en España incluyen una garantía de 4 años ampliable a 7 años o 100.000 km.

 

 

dfsk 580

El gigante chino Dongfeng llega a España con su DFSK 580, el SUV más completo de su especie

By | SUV 580 | No Comments

El DFSK 580, el SUV más versátil y mejor equipado de su categoría, acaba de desembarcar en España. Es el primer vehículo turismo en aterrizar en nuestro país de la completa gama del gigante automovilístico chino Dongfeng, accionista mayoritario del grupo PSA; un vehículo que ya destaca en otros países por su imponente acabado y su sorprendente flexibilidad.

Tras la firma del acuerdo como distribución oficial por parte de Distribuidora DFSK Hispania, comercializadora en España, el SUV 580 ya ha comenzado su venta en nuestro país a través de una amplia red comercial presente en toda la península.

Se trata de un SUV flexible con el espacio de un monovolumen –puede albergar de dos a siete asientos–, potente, elegante y silencioso, que supera a sus competidores en rendimiento y maniobrabilidad.

Cuenta con un motor turbo de 1,5 litros y 146 caballos y cambio automático con la fiabilidad de una avanzada transmisión CVT. Además, el DFSK 580 ofrece la posibilidad de adaptarlo a gas licuado de petróleo (GLP), convirtiéndolo así en la mejor opción para tener un SUV de 7 plazas con tarjeta ECO y una de las mayores autonomías del mercado.

7 años de garantía DFSKComo aval de su solidez y de la confianza en su calidad, el SUV 580 llega a España con una garantía de 7 años o 100.000 kilómetros, la mayor nunca antes ofrecida por un fabricante, a la que ninguna marca había llegado hasta ahora.

Esta garantía, unida a su exigente sistema de seguridad –asistencia electrónica en frenadas de emergencia, reparto electrónico de frenada, ABS, sistema de control de presión de neumáticos, cámara con sensor trasero…– lo hacen perfecto para solo tener que preocuparse por lo más importante: la conducción.

La tecnología está presente en cada aspecto del SUV 580: ordenador de a bordo, pantalla táctil multifunción, sistema de apertura y arranque inteligente, sonido HD, aire acondicionado dual electrónico, grabadora de conducción y calefacción en los retrovisores exteriores son solo algunos ejemplos del nuevo concepto de equipamiento inteligente de la marca.

Entre otros detalles, que ya lo han hecho destacar entre los usuarios de otros países, el DFSK 580 cuenta además con asientos de cuero ergonómicos, llantas de aleación de 17 pulgadas, luces LED delanteras y traseras y un interior cuidado y elegante.

La apuesta de Dongfeng para conquistar el mercado es introducir modelos con un equipamiento premium a precio de modelos básicos, y con la mayor garantía existente en la actualidad, con la certeza de que el consumidor no encontrará vehículos de mayor calidad y fiabilidad.

La previsión de DFSK turismos es que al SUV 580 se sumen en 2019 el FENGON 5, un amplísimo SUV coupé que liderará el concepto de vehículos inteligentes, y en 2020 se incorporarán a la gama dos nuevos modelos más.

El F5 es un muestrario de innovación aplicada a la conducción: cuenta con tres amplias pantallas multitarea sincronizadas que controlan 155 funciones diferentes, asistente de voz inteligente, sistema de visión exterior de 360 grados, control de crucero, asistente de aparcamiento, aviso pre-colisión y control remoto por móvil, entre otros equipamientos.

Su techo solar panorámico, el portón trasero automático, los faros full-LED, el cargador para móvil sin cables y los múltiples puertos USB abundan también en el acabado del F5 y en el estándar de confort de DFSK.

Dongfeng Motors: un gigante en crecimiento

Fundada en 1969, Dongfeng Motors es en la actualidad el mayor fabricante chino de automóviles y uno de los más importantes del mundo. En los últimos años, además, ha cambiado el paradigma de los automóviles de fabricación china en tecnología, innovación y diseño.

Dongfeng Motors es también accionista mayoritario del grupo automovilístico francés PSA (Peugeot, Citroën, Opel), y productor exclusivo para el mercado chino de las marcas Peugeot, Citroën, Nissan, Kia y Honda.

La experiencia acumulada de Dongfeng, sumada a una fuerte apuesta por el I+D –con bases de investigación en Alemania, Suecia y China, entre otros países–, le permiten cubrir el hueco que han dejado otras marcas orientales, y situarse en un nivel de calidad similar o superior al de las marcas premium europeas.

Dongfeng dispone de una gama de más de 30 modelos diferentes de los diferentes segmentos, entre ellos vehículos híbridos y eléctricos.

Distribuidora DFSK Hispania: la revolución en el sector del automóvil

Distribuidora DFSK Hispania, que ya ha comenzado la distribución de los turismos DFSK en España, es una compañía de capital español formada por reconocidos inversores del sector automovilístico.

Con más de 50 años de experiencia en un mercado en constante cambio, el objetivo de Distribuidora DFSK Hispania es generar nuevas tendencias y protagonizar un punto de inflexión en el que todas las acciones se orienten a la satisfacción del cliente.

La presencia cercana de concesionarios fuertes y serviciales, con la confianza que ofrecen sus profesionales, junto a la preocupación y evolución por el trato humano de Distribuidora DFSK Hispania le hacen estar preparada para cubrir las demandas actuales y futuras de los consumidores, en su determinación de revolucionar el sector de los automóviles en España.

DFSK 580 Luxury

Un lujo a tu alcance: DFSK 580 Luxury desde 19.170 € para familias numerosas

By | SUV 580
  • El DFSK 580 es un SUV compacto de 7 plazas con versatilidad y habitabilidad de monovolumen
  • Motor 1.5 Turbo de 146 CV, gasolina o bifuel, con cambio automático
  • De serie con climatizador, tapicería de piel y navegador con pantalla de 11”
  • Una promoción única para familias numerosas: desde 19.170 euros si se recurre a la financiación de la marca y 21.670 al contado

Bajo el slogan “Un lujo a tu alcance”, el Grupo Invicta Motor lanza una promoción para su DFSK 580 específica para familias numerosas, que tras la crisis del coronavirus necesitan más ayuda que nunca. Por ello, ofrece el DFSK 580 en versión Luxury desde 19.170 euros si se recurre a la financiación ofrecida por la marca y por 21.670 euros en operaciones al contado. Con esta promoción, DFSK refuerza el compromiso con sus clientes para ofrecer productos de gran calidad a un precio contenido.

El DFSK 580 es el SUV compacto de 7 plazas más espacioso y versátil de su categoría, con una batalla de 2,78 metros que le permite habilitar una segunda fila para que se acomoden tres personas sin estrecheces y una tercera con dimensiones reales para dos adultos. Junto a un maletero que ofrece una gran capacidad en cualquiera de sus configuraciones.

DFSK 580 Luxury y sus 7 plazasEl motor 1.5 Turbo permite elegir entre versión de gasolina o bifuel, por 1.565 euros adicionales en lugar de los 1.850 euros habituales. La bifuel puede funcionar indistintamente con gasolina o GLP (Gas Licuado del Petróleo), lo que le permite ser más respetuosa con el medio ambiente al tiempo que ahorra alrededor de un 40 por ciento en coste de combustible. Esto le hace merecedor de la etiqueta ECO de la DGT, con todas las ventajas tanto fiscales como de movilidad que ello conlleva. El cambio automático CVT de variador continuo añade confort y máxima suavidad a la conducción, con el valor añadido de su pasillo secuencial que, con 6 etapas prefijadas, también permite un manejo manual para aumentar el dinamismo.

El acabado Luxury contempla una amplia dotación de serie, con: tapicería de piel, pantalla táctil de 11” con sistema de navegación, cámara de marcha atrás, volante multifunción, luz diurna de LED y techo solar eléctrico mientras el apartado de seguridad queda bien cubierto por el doble airbag delantero, airbags laterales y el control de estabilidad Bosch en su versión 9.1. El acabado tope de gama Intelligent, que supone un desembolso adicional de 1.780 euros para familias numerosas (2.000 euros para el resto), añade una imagen exterior más deportiva a sus paragolpes, escapes, llantas… iluminación principal de LED, techo eléctrico panorámico, asiento del conductor con regulaciones eléctricas, segunda fila de asientos deslizante, cámara de aparcamiento de 360º así como pantalla táctil flotante de alta definición de 9” en la consola central entre otros elementos.

f5 dfsk

DFSK SUV F5: llega a España el SUV coupé más tecnológico de DFSK, desde 26.500 euros

By | SUV F5
  • Atractiva carrocería de estilo coupé con una habitabilidad de referencia
  • Innovador sistema de infoentretenimiento con inteligencia artificial
  • Completo equipamiento, con un portón trasero eléctrico con cinco posibilidades de accionamiento
  • Motor 1.5 Turbo, gasolina o bifuel, con 150 CV y cambio automático

dfsk f5El SUV F5 inaugura la cuarta generación de la familia de SUVs de DFSK, con la innovación, funcionalidad, calidad y la interconexión inteligente como principales baluartes, mientras estilísticamente presenta un diseño completamente rupturista con sus antecesores.

El F5 sigue las pautas de la demanda de las familias jóvenes a nivel global, que se fundamentan en tres pilares: estilo SUV Coupé, el coche inteligentemente conectado y un elevado nivel de seguridad activa y pasiva. Para plantear los bocetos definitivos se han invertido más de doce meses de trabajo. Atesora los mejores atributos del mundo de las berlinas, los coupés y los SUV. Su aspecto robusto con elevada línea de cintura, su llamativo estilo descendente desde el pilar B de y su elegante vista lateral le aportan una gran personalidad.

Los grupos ópticos delanteros están integrados, junto a su característica parrilla estrellada, en la línea de cintura para expresar un efecto visual más fuerte al tiempo que los intermitentes dinámicos –tanto en la zona delantera como en la trasera- advierten de su carga tecnológica y lujo por el detalle. Para toda su iluminación se recurre a tecnología Led, con faros Full Led así como secuencias específicas para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y desbloquea las cerraduras.

El portón trasero de serie dispone de accionamiento eléctrico, que permite su apertura o cierre de cinco formas diferentes: con el mando a distancia, desde el salpicadero, con el propio botón bajo el portón, al pasar el pie bajo el paragolpes –con el mando en el bolsillo a menos de un metro del vehículo- o mediante órdenes vocales. El techo panorámico con accionamiento eléctrico se suma a su extenso equipamiento de serie.

DFSK F5: asistentes electrónicos a la conducción y aceros de ultra alta resistencia

SUV dfsk f5

Además de un chasis y carrocería con una elevada rigidez, que aporta precisión y un elevado dinamismo de cara la seguridad activa gracias al empleo de aceros de ultra alta resistencia, el DFSK F5 también exhibe importantes ayudas electrónicas a la conducción. Con aviso de colisión frontal (FCW), de abandono involuntario de carril (LDW) y un avanzado control de estabilidad (ESC) entre otros. Gracias a su estructura de deformación programada así como a los 6 airbags de serie (doble delantero y cuatro de cortina), también aporta una buena seguridad pasiva. La cámara integrada en el interior, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo que nos gustó especialmente en un viaje.

En marcha sus cortos voladizos y generosa batalla, con 2,79 m de longitud, aseguran tanto un gran aplomo en vías rápidas como una gran agilidad en los trazados más revirados. Todo ello sin menoscabo de un gran confort de marcha gracias a su suspensión independiente en ambos trenes, así como a la baja rumorosidad que se registra en su habitáculo. No en vano, los ingenieros de DFSK han hecho un gran esfuerzo por reducir lo máximo posible el nivel de NVH (ruidos y vibraciones); que se encuentra en los valores más bajos de sus rivales de marcas premium.

Para propulsar al SUV F5, DFSK recurre a un motor 1.5 Turbo de 4 cilindros en línea con 137 CV y 220 Nm de par de origen Mitsubishi. Está disponible en versión de gasolina o bifuel, que puede funcionar tanto con gasolina como con Gas Licuado del Petróleo (GLP), por lo que cuenta con la etiqueta Eco de la DGT; que le otorga beneficios fiscales y de movilidad. Más adelante la gama se completará con una versión con 174 CV.

Para la transmisión se recurre a un sedoso cambio automático por variador continuo (CVT) del reputado fabricante alemán ZF Friedrichshafen, con una palanca selectora de estilo aeronáutico que permite un manejo secuencial con seis posiciones fijas al desplazarla hacia la derecha al carril secuencial. En ella se integra el botón “P” de aparcamiento, próximo al botón del freno de estacionamiento eléctrico y el Auto Hold.

DFSK F5: un modo de conducción para cada situación

dfsk f5Desde un mando en el interior, el conductor puede seleccionar cuatro modos distintos de uso: Normal, Sport, Eco o Winter. Para la dirección eléctrica también es posible escoger entre tres tipos de respuesta: Normal, Confort o Sport.

Maniobrar con el F5 resulta sumamente sencillo gracias a su cámara de aparcamiento 360º en 3D, que crea una imagen en la pantalla de la consola central en la que el conductor puede ver con todo detalle y gran definición los obstáculos alrededor del coche; con hasta seis vistas diferentes que se pueden seleccionar fácilmente desde el margen izquierdo de la pantalla.

La sensación inicial de alta tecnología, completo equipamiento y elegancia en su diseño aumentan exponencialmente al comprobar tanto sus cuidados ajustes como su avanzado sistema de infoentretenimiento inteligente Lin OS 4.0; con 155 funciones inteligentes.

Lo que más llama la atención es su interconexión multipantalla, con tres pantallas que rodean al conductor para conseguir una interacción multitarea sincrónica. Así, para la instrumentación multifunción se recurre a una pantalla de cristal líquido de 10,25”, además de otras dos táctiles para la zona central superior del salpicadero, donde se concentra todo lo relativo a infoentretenimiento, y la zona inferior, destinada en exclusiva al sistema de climatización; que también se puede operar desde la superior.

La instrumentación digital permite elegir entre tres tipos distintos de visualización: clásica, deportiva –con el cuentarrevoluciones en el centro- o tecnológica. Además, cuenta con una superficie de carga inalámbrica para smartphone compatibles, siete colores para la luz de ambiente en el interior y equipo de audio premium firmado por Pioneer.

La tapicería de fino y sedoso cuero napa está confeccionada según las técnicas empleadas por las grandes firmas textiles francesas, mientras los asientos delanteros disponen de calefacción y regulaciones eléctricas; en diez vías para el del conductor y cuatro para el pasajero delantero.

Pese a la acusada línea descendente del techo desde el pilar B, su habitabilidad en las plazas traseras es sorprendente. Con una distancia para las piernas de 880 mm y una cota de altura de 870 mm, que permiten el acomodo de adultos de gran talla. La capacidad del maletero es de 379 litros, con los respaldos de los asientos traseros, regulables en inclinación, en su posición más vertical. Y, si se decide abatir los respaldos, que forman una superficie de carga plana con el maletero, el volumen aumenta hasta los 1.420 litros.

DFSK F5: el coche inteligente y totalmente conectado

dfsk f5El asistente por voz integrado con inteligencia artificial del DFSK F5 cambia por completo la interacción entre el conductor y el coche. Facilita mediante órdenes vocales, con el uso de un lenguaje natural, acciones como solicitar indicaciones para llegar a un sitio sin ser muy explícitos con la dirección como conocer cuáles han sido las noticias más relevantes de ese día. Éste, ha sido desarrollado por el gigante tecnológico chino Baidu.

Con la descarga de una aplicación podemos convertir nuestro smartphone en un mando de control remoto con el que controlar a distancia multitud de parámetros del F5, como: arrancar el motor para climatizar el habitáculo, bloquear o desbloquear las puertas, subir o bajar las ventanas, modificar las regulaciones de los asientos eléctricos, consultar los datos de mantenimiento o programar cómodamente desde casa rutas de navegación antes del inicio de un viaje.

Todos los DFSK a la venta en España incluyen una garantía de 4 años ampliable a 7 años o 100.000 km.