All Posts By

C0mmun1Ty

Motorpasión: «El DFSK Seres 3 ya tiene precio, un SUV eléctrico chino muy equipado»

By | SUV Seres 3

Ya son varios los coches eléctricos chinos que se comercializan en España y ahora se suma el ya anunciado DFSK Seres 3. Como la mayoría de los cero emisiones que llegan desde la República Popular se trata de un SUV, en su caso compacto tirando a pequeño.

Así, este Seres 3, de 163 CV y 329 km de autonomía, está en un rango similar a otros todocamino medios eléctricos, como por ejemplo el Kia e-Niro, el Peugeot e-2008 o el Mazda MX-30.

Sin embargo, su principal argumento es su completo equipamiento de serie, con bondades que, en general, o bien se limitan a los acabados más altos de sus competidores, o bien se ofrecen como extras.

Hasta 329 km de autonomía

El DFSK Seres 3 firma unas cotas de 4,38 m de largo, 1,85 m de ancho y 1,65 m de alto, siendo su batalla de 2,65 m. Cinco son las plazas que homologa y su maletero ofrece 310 litros de capacidad que, con la fila trasera abatida, aumenta hasta los 1.247 litros.

El que es el primer SUV de la firma china, y que supone su debut en el mercado español, se mueve gracias a un propulsor eléctrico de 120 kW (163 CV) y 300 Nm de par máximo. Es por tanto más potente que los rivales mencionados: pues el e-Niro de acceso y el e-2008 rinden 100 kW (136 CV), mientras que el Mazda MX-30 llega a los 107 kW (145 CV).

En cuanto a sus prestaciones, firma exactamente las mismas que por ejemplo el Mercedes-Benz EQA: 160 km/h de máxima (limitada electrónicamente) y una aceleración desde parado hasta los 100 km/h en 8,9 segundos. Su consumo medio es de 17 kWh/100 km (WLTP).

En cuanto a su batería, ésta es de litio-ferrofosfato (LiFePO4), que presume de prescindir del cobalto, siendo por ello, según DFSK, más barata y fiable, además de no contribuir a los problemas éticos y de trazabilidad que este material acarrea. Su capacidad se fija en 53,6 kWh, homologando una autonomía de 329 km (WLTP).

La batería del DFSK Seres 3 puede recargarse con corriente alterna o continua y enchufado a una toma rápida promete cargarse del 20 al 80 % en 30 minutos. En una de 6,6 kW hace lo propio en ocho horas y en una doméstica de 3,7 kW necesita 17 horas.

Muy dotado de serie y sin extras

El DFSK Seres 3 llega al mercado español en un único acabado, Advanced, con un amplio equipamiento al servicio del confort, la conectividad y la asistencia a la conducción.

Sin sobreprecio, monta un display multimedia de 10,25 pulgadas, con navegador integrado y sistema operativo LinOS 4.0, y una instrumentación digital, materializada en una pantalla LCD configurable.

En el menú encontramos también carga inalámbrica para dispositivos móviles, control de crucero, techo panorámico practicable, tapicería de piel, asientos delanteros de ajuste eléctrico y calefactados, acceso y arranque manos libres, dos puertos USB, espejos retrovisores eléctricos y calefactados, sensores de aparcamiento traseros y delanteros o cámara 360º, además de otra integrada en el parabrisas, entre otros.

Respecto a sistemas de asistencia, equipa asimismo de serie, frenada automática de emergencia, aviso por colisión frontal, alerta por cambio de carril involuntario o asistente de arranque en pendiente con control de descensos.

Los extras en el Seres 3 se limitan a la pintura metalizada (590 euros) y la posibilidad de acompañarlo de un Wallbox Pulsar Plus para su recarga en el garaje (1.607 euros).

 

FUENTE: https://www.motorpasion.com/

Diario de Sevilla: «Garrijerson ha presentado en Sevilla a DFSK, segundo fabricante de vehículos en China y octavo del Mundo»

By | SUV F5

Muestra la amplia gama de modelos y carrozados así como su línea de eléctricos 100%

Garrijerson, después de más 40 años en el mundo de las grandes marcas, inicia una nueva andadura en el sector automotriz de la mano de DFSK segunda mayor marca de China y por su capacidad de fabricación está en el Top 10, con presencia ya en más de 80 países. DFSK tiene fábricas en tres continentes y en abril de 2019 inauguraba la fábrica de los 1.000 robots, considerada como la factoría de vehículos eléctricos más moderna del mundo.

Garrijerson, con DFSK, se suma a la transformación que está experimentando la industria automovilística en su lucha contra el cambio climático reduciendo las “huellas de carbono”. Y así el pasado jueves, presentó en sus instalaciones de Alcalá de Guadaíra, la gama de vehículos.

Como explicaba el director general de DFSK Ibérica para España y Portugal, Domingo Giner, el sector público es “punta de lanza en esa transformación hacia la sostenibilidad” por ello, en 8 años, 3000 usuarios, en su mayoría públicos, disfrutan de la gama de vehículo DFSK.

Diputación de Sevilla

DFSK apuesta por llevar sus vehículos eléctricos 100% al sector público pero, desde hace unos meses, han incorporado también los turismos. El responsable Técnico de Servicios Públicos Supramunicipales de la Diputación de Sevilla, Manuel Ladrón de Guevara, exponía que desde la Diputación Provincial de Sevilla, y por parte de todos los Ayuntamientos de la provincia, se ha apostado fuerte por la inversión en vehículos eléctricos y todos tienen “una línea clara de trabajo marcada”.

 

FUENTE: https://www.diariodesevilla.es/

Vehículos de combustión, ¿cuánto les queda?

By | SUV Seres 3

AÑO 2023: Restricción de circulación en el centro de las ciudades

Al igual que en Madrid Central o la Zona de Bajas emisiones de Barcelona, se prohibirá la entrada a los vehículos de altas emisiones en todas las capitales de provincia y en un gran número de ciudades con más de 50.000 habitantes.

Aunque esta medida ya lleva en marcha desde hace tiempo entrara en vigor en 2023. Todavía falta por especificar las extensiones que tendrán estas zonas de bajas emisiones.

AÑO 2040: Solo serán comercializados los vehículos eléctricos

El proyecto de Ley del Cambio Climático aprobado por el Congreso estipula que en 2040 solo estará permitida la venta de coches eléctricos. La idea es reducir paulatinamente las emisiones de CO2 gracias a la venta de turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos.

Dicha ley no prohíbe como tal la venta de “coches no eléctricos”, pero sí especifica que solo estará permitida la venta de vehículos 0 emisiones, es decir, vehículos eléctricos, híbridos o propulsados por hidrógeno.

AÑO 2050: Los vehículos de combustión tendrán prohibida su circulación

La ley expresa: “la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, en el marco de sus respectivas competencias, adoptarán medidas para alcanzar en el año 2050 un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sin emisiones directas de CO2”.

Los distintos organismos públicos deberán adoptar las medidas necesarias para que en 2050 todos los vehículos sean 0 emisiones. Lo que se traduce que a partir de 2050 en España no podrá circular ningún vehículo que expulse CO2 por el tubo de escape.

Aunque estas medidas parezcan lejanas, la transformación es inminente. Y por ello, la adquisición de un vehículo híbrido o eléctrico se ha convertido en una inversión a corto plazo, tanto en precio como en accesibilidad a cualquier núcleo urbano.

Autofácil: «Prueba nuevo DFSK F5 GLP 2021: cómo va este SUV chino»

By | SUV F5

Hace años que los coches chinos intentan asaltar Europa… sin éxito. Sin embargo, el DFSK F5 tiene cualidades que mucha gente valorará.

El primer fabricante chino que comercializa coches en España engrosa su gama con el F5, un SUV coupé que, en palabras de la propia marca, trata de trasladar el diseño premium alemán al segmento generalista, inspirándose en Audi (la parte trasera, el salpicadero…), Porsche (la caída del techo, los pilotos posteriores…) o Mercedes (la parrilla). Y se trata del primer SUV coupé generalista.

La parte estética es el principal valor del F5, pero tiene otras cosas atractivas para muchos conductores, como cambio automático, un completo equipamiento de serie, o la posibilidad de portar la etiqueta ECO en su versión de GLP.

DFSK busca replicar el fenómeno Huawei. Y no va mal encaminado, pues las similitudes con ambos casos son enormes. Huawei llegó ofreciendo un producto atractivo a ojos de los clientes de Apple, pero por una fracción de su precio. Pues bien, DFSK quiere que aquellos conductores que deseen conducir un Audi Q5 Sportback, un BMW X4 o un Mercedes GLC Coupé pero no se lo puedan permitir, tengan la opción de optar por un DFSK F5. ¿Funcionará?

La principal característica de la gama F5 (en China se llama Fengon 5) es que está simplificada al máximo. No hay acabados como tal y todo el equipamiento es de serie, salvo la pintura metalizada. El cliente solo ha de decidirse por el color de la carrocería y el del cuero del interior. La única alternativa mecánica es un motor 1.5 turbo asociado a una transmisión automática de tipo CVT conectada a las ruedas delanteras. Por 1.850 euros, la marca ofrece la posibilidad de instalar un kit de GLP.

DFSK F5 GLP: así es por dentro

En la pantalla central, de 10,5″, el F5 aglutina el navegador, Bluetooth, equipo audio con toma USB y sistema Mirror Link para replicar la pantalla de tu smartphone. Todo ello de serie, incluyendo la útil cámara frontal dashcam, que graba continuamente para ser ‘testigo’ en caso de accidente. Eso sí, no tiene ni Apple CarPlay ni Android Auto.

Su calidad de materiales está acorde a los estándares europeos y tiene un nivel similar a la de marcas generalistas como Hyundai o Kia. El interior es agradable tanto a la vista como al tacto, con plásticos blandos y cuero de buena calidad (rojo, negro o negro/azul a elegir sin coste).

Sus plazas traseras son amplias, con bastante espacio para las piernas, una altura generosa para tratarse de un SUV coupé y un suelo casi plano en su parte central (aunque la plaza del medio es algo estrecha). Es una pena que se complemente con un maletero de 379 litros. Eso sí, lleva rueda de repuesto (excepto si se elige la opción del kit de GLP).

DFSK F5 GLP

DFSK se ha provisto de proveedores de primer nivel, como por ejemplo con el motor (un fiable 1.5 turbo de origen Mitsubishi) o la transmisión, fabricada por ZF. Eso es extensivo a los frenos, la amortiguación… donde se ha recurrido a especialistas reputados. Además, lleva suspensión multibrazo en el eje trasero, lo que le dota de un buen aplomo y un notable confort.

 

Xataka: «El gran tsunami de los «Xiaomi del coche eléctrico chino» que van a por Tesla»

By | SUV Seres 3

La promesa de coches eléctricos chinos económicos (importante este segundo apellido) que pudieran estar disponibles para los compradores europeos y españoles, ha sido una constante en los últimos años. Vehículos de marcas de nombres semidesconocidos en muchos casos, y otros no tanto, que rebajaban en 10.000 o incluso 20.000 euros los precios de algunos de los pioneros del coche eléctrico que empezaban a verse por las carreteras.

Ahora, si 2020 fue el año del desembarco de muchas firmas europeas y norteamericanas con sus primeros modelos electrificados; 2021 es ya el primero en el que podemos acercarnos a un concesionario y comprar un vehículo chino

La cifra de modelos disponibles casi se dobla en estados como Noruega, donde por su mayor implantación de automóviles enchufables los gigantes chinos de la automoción ya han puesto un pie y medio.

Los eléctricos a la venta en España se están moviendo entre los 23.000 y 30.000 euros (ayudas del MOVES III incluidas) y son en su mayoría SUV con una buena presentación tecnológica, aunque también empiezan a llegar propuestas más económicas, eso sí, de biplazas.

El coche ‘made in China’ puede ser más barato, pero su apuesta no acaba ahí

El gigante asiático ha sido durante la última década y media el mayor mercado en volumen de coches eléctricos, con marcas hasta ahora semi-desconocidas fuera de sus fronteras como BYD o SAIC liderando el ranking de constructores de coches enchufables hasta la llegada y coronación de Tesla.

Tras este panorama estaba la inversión del propio gobierno de Pekín, encargado de impulsar durante décadas a conglomerados de empresas semi-públicas que buscaban copar su demanda interna de vehículos. Esa hornada de modelos nativos pivotó después con nuevos planes de ayuda que fomentaban su electrificación para combatir el problema de la contaminación desbocada del país. De aquel cuadro ha surgido una pujante industria que ahora empieza a asomar fuera, tanto con modelos competitivos en lo económico -su reclamo inicial- como con empresas que cotizan en la bolsa norteamericana y que apuestan por comerle la tostada a Tesla.

«Estamos en un mundo globalizado, con lo que será cada vez más normal que las diferentes empresas aborden mercados internacionales, en función de sus intereses. Al final, con independencia de la firma, el mercado es el que definirá la oferta en función de aspectos como la calidad del producto y del servicio, con independencia de la marca que haya detrás y esto sucede en otros mercados tecnológicos como el de los móviles o los ordenadores», señala a Xataka Arturo Pérez de Lucía, gerente de AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico.

Él da en la clave del paralelismo entre los coches eléctricos chinos y cómo estos quieren conquistar mercados fuera de sus fronteras como hicieron sus hermanas de la electrónica. Con firmas como Apple o Huawei planeando (o rumoreándose) su entrada en el mundo de los automóviles y con Xiaomi con su plan ya confirmado, las líneas entre el sector tech y el de la automoción también se desdibujan.

DFSK, la apuesta por los SUV

El primer modelo que DFSK -firma surgida de los conglomerados públicos Dongfeng y Sokon Group- ha lanzando ya en España es el Seres 3. Un SUV con 329 kilómetros de autonomía bajo el ciclo WLTP y 120 Kw de potencia que parte de un precio de 37.495 euros antes de ayudas, que podría rebajarlo al filo de los 30.000.

No es desde luego comparable en precio del Dacia Spring -16.550 euros antes de ayudas-, y es que parece que los coches chinos quieren entrar en Europa convenciendo más por cualidades que por tirar los precios.

«No queremos competir por precio», reitera Giner. DFSK, al igual que las firmas chinas que están llegando, lo están haciendo con modelos de venta en concesionarios independientes. Tras el Seres 3, llegará el SF5, con 500 kilómetros de autonomía y precio sin desvelar.

FUENTE: https://www.xataka.com/

 

El Motor: «Al volante del DFSK Seres 3, el primer SUV eléctrico chino en España»

By | SUV Seres 3

El todocamino compacto entrega 160 CV, homologa una autonomía de 329 kilómetros y está disponibles desde 32.495 euros con descuentos.

Romper con los estereotipos. Ese parece ser el objetivo de la marca china DFSK con su gama en general y con el Seres 3 en particular. El SUV compacto 100% eléctrico se lanza al mercado español como una alternativa a los modelos más conocidos y puede servir para democratizar (con matices) los acabados premium: los precios arrancan en 32.495 euros con descuentos promocionales y financiación, y desde 25.495 euros con las ayudas del Plan Moves III incluidos.

Es el primer vehículo sin emisiones que la firma pone a la venta en España (su gama se completa con los 580 y F5) y se trata de un modelo que nace con grandes expectativas. El fabricante espera que a partir del año que viene represente la mitad de sus ventas en el país.

Con el Seres 3, sobre el papel, DFSK ofrece un coche eléctrico asequible y con un equipamiento completo, y a la vez pretende desterrar los prejuicios establecidos sobre los coches chinos. Como argumento, la marca reconoce que los motores térmicos del país asiático están por detrás de sus contrincantes occidentales, pero en los propulsores eléctricos el punto de partida para todos es mucho más parejo.

El diseño del DFSK Seres 3 está marcado por la presencia de una ancha parrilla delantera y por detalles que quieren transmitir dinamismo, como las llantas de 18 pulgadas, los esculpidos pasos de rueda o el pilar ‘C’ flotante. La paleta de colores está formada por cuatro opciones, siendo el rojo el tono de serie y ofreciéndose como extras el blanco, el azul y el negro. En conjunto, la imagen del SUV a pilas es solvente.

Con una longitud de 4,35 metros, es de los modelos más grandes de su segmento, solo por detrás de rivales como el Mazda MX-30, y por encima de alternativas como el Kia e-Niro o el Peugeot e-2008. Tiene cinco plazas hábiles y su maletero cubica 310 litros.

El habitáculo confirma el posicionamiento que busca DFSK y sorprende gratamente por sus acabados, con asientos tapizados en cuero, volante deportivo forrado en piel, molduras de aluminio y acabados en piano lacado. Llaman la atención detalles como el diseño de las salidas de aire y la configuración del selector de marchas, que permanece oculto en la consola central y se despliega al encender el motor. Sin embargo, el acabado de los controles del volante multifunción –de un plástico algo endeble– contrasta con la buena sensación general: en ocasiones hubo que pulsar más de una vez para que reconocieran las órdenes.

El DFSK Seres 3 solo se va a vender con un nivel de equipamiento, bastante completo y con elementos como el cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas (que de momento solo está en inglés o en chino) y una pantalla central del mismo tamaño, así como una superficie de carga inalámbrica para dispositivos móviles. El sistema multimedia –que sí está en español– es compatible con Android Auto por cable y con Apple CarPlay de manera inalámbrica. A esto se añaden el techo solar, los asientos delanteros calefactados y el sistema de audio de seis altavoces, entre otros detalles.

También es único el sistema de propulsión del DFSK Seres 3: desarrolla 160 CV y 300 Nm, acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 160 km/h (la mejor de su segmento junto con el Enyaq iV). En la práctica, esto se traduce en unas prestaciones correctas para mover los 1.765 kilos de peso del todocamino en orden de marcha.

Su batería de 53,61 kWh homologa una autonomía 329 kilómetros según el ciclo WLTP, cifra que parece bastante realista. La prueba de conducción se llevó a cabo en una ruta de 53 kilómetros por ciudad y, sobre todo, por carreteras secundarias y autopista. El trayecto comenzó con el 97% de carga y 337 kilómetros de alcance teórico: tras una conducción convencional, a la llegada el DFSK Seres 3 todavía conservaba el 80% de la batería y anunciaba una autonomía restante de 281 kilómetros, por lo que las cifras se ajustan mucho a lo anunciado por el fabricante.

No fue posible resetear el consumo medio del vehículo, que partía de 22 kWh cada 100 kilómetros, pero en el trayecto se consiguió bajar la media a 21 kWh, así que el dato real parece acercarse a los 17 kWh cada 100 kilómetros homologados.

A nivel dinámico, las sensaciones fueron correctas. Se trata de un vehículo más cómodo que preciso, que filtra bien las irregularidades del terreno y tiene una insonorización correcta, pero que balancea algo en giros pronunciados que se toman a una velocidad alegre. Es posible cambiar entre los modos de conducción Eco, Normal y Sport, con una notable diferencia de entrega de potencia entre el primero y el último.

También es reseñable que, al contrario de lo que ocurre en muchos eléctricos actuales, la capacidad de retención del DFSK Seres 3 al soltar al acelerador es realmente baja, lo que hace que su comportamiento sea más parecido al de un coche de gasolina o diésel. Incluso en el modo de regeneración alta, hay que estar atento al freno para detener con anticipación el coche.

La batería del SUV chino es compatible tanto con cargas en corriente alterna (tarda ocho horas en recuperarse al completo) como con sistemas de corriente continua más rápidos: puede pasar del 0 al 80% de su capacidad en 30 minutos.

FUENTE: https://motor.elpais.com/pruebas/dfsk-seres-3-primer-suv-electrico-chino/

Autocasión: «Primera prueba del DFSK Seres 3, entra en la pelea»

By | SUV Seres 3

La marca china DFSK se suma al tren de la electrificación con un producto que aglutina las dos tendencias actuales: los SUV y los eléctricos. Se llama Seres 3, pretende ser el modelo aspiracional de la firma y su precio de partida te sorprenderá. Nosotros ya lo hemos conducido.

Su anuncio se realizó a principios de año y por fin hemos conducido el Seres 3, es decir, el primer DFSK 100% eléctrico que aterriza en nuestro país. Un modelo estratégico para la marca china porque entra de lleno en dos categorías de gran volumen: los SUV compactos y los eléctricos.

Según la propia firma, el Seres 3 es un modelo aspiracional que tiene cierto componente Premium y que está dotado de un equipamiento de serie completísimo. Cualidades con las que intentará captar la atención del público y a las que sumará, sin duda, el precio y los 8 años de garantía para todo el conjunto (o 120.000 km). Y es que sumando el descuento comercial de DFSK por financiar así como el Plan MOVES III, el Seres 3 se queda con un precio de partida de 25.495 € colocándose como una de las alternativas más accesibles del momento.

¿Con quién rivaliza el DFSK Seres 3?

Y aquí es donde surge la primera cuestión: ¿cuáles son los rivales del Seres 3? Cierto es que los C-SUV no están siendo tan dados a la total electrificación como sí lo están siendo los B-SUV e incluso los D-SUV. Por eso, teniendo en cuenta sus dimensiones y su rango de autonomía (de los que te hablamos en los correspondientes apartados) lo más razonable es pensar en rivales del corte del KIA e-Niro o KIA e-Soul, Peugeot e2008, Mazda MX-30, Hyundai Kona, Opel Mokka o MG ZS EV aunque la firma china también incluye incluso al Skoda Enyaq iV.

Sea como fuere, el Seres 3 no solo cuenta con la ventaja del precio, sino también de autonomía pues a excepción del propio Enyaq el resto se queda claramente por debajo. Con todo, el objetivo de DFSK es matricular en este año cerca de 120 unidades para alcanzar las 450 en un año completo. Posteriormente, la gama SUV eléctrica de DFSK se ampliará con la llegada de Seres SF5 (un SUV Coupé) y con el Seres SF7 (SUV de mayor tamaño).

Diseño: Prima lo funcional

El Seres 3 es un SUV compacto que mide 4,39 metros de largo por 1,85 de ancho y 1,65 de alto. Cotas en las que engloba un diseño funcional y de cierto toque deportivo. A destacar las llantas de 18 pulgadas o un frontal plano con una caída recta. El techo flotante en el pilar C da esa sensación de coupé mientras que la zaga es mucho más abultada que el frontal.

En ella se integran unos grupos ópticos posteriores que tienen tecnología Full LED con luz de intermitencia dinámico, algo que sorprende frente a los delanteros, que mantienen una bombilla halógena. La paleta de colores está compuesta por cuatro tonos, tres de ellos metalizados y con un coste de 590 €. El conjunto visual se completa con una altura libre al suelo de 18 cm

Interior: Muy bien terminado

El acceso al habitáculo se realiza de manera cómoda. Los asientos tienen un buen mullido y varias posiciones de regulación mientras que el espacio disponible es bastante amplio gracias a los 2,66 metros de batalla y a la ausencia de túnel central.

El puesto de conducción parece estar bien rematado, con plásticos blandos en la zona alta del salpicadero y con unos ajustes bastante buenos. Hay algunas partes mejorables como las puertas, el tacto del volante o que el hueco de carga inalámbrico tenga dos aberturas laterales demasiado grandes por las que cabe una cartera o el propio teléfono si se da una curva con contundencia, pero en líneas generales ofrece una buena terminación.

De serie parte tanto con cuadro digital como monitor central, ambos de 10,25 pulgadas. El funcionamiento del segundo es más rápido e intuitivo aunque nos resulta raro que solo opte por el emparejamiento con Mirror Link y no a través de Apple CarPlay o Android Auto. El cuadro digital propone tres configuraciones de visualización y el tránsito entre menús es algo lento. Ahora bien, no fuimos capaces de resetear el dato de consumo medio.

El sistema de climatización es monozona y se maneja mediante comandos táctiles, mientras que el dial del cambio emerge cuando el coche se conecta, al estilo de los Jaguar-Land Rover de hace unos años. Por último, el maletero cúbica 310 litros, una capacidad algo justa teniendo en cuenta sus dimensiones y sus competidores, pero que al menos palia en cierto modo con un hueco regular. Eso sí, no dispone de una zona para guardar los cables de carga.

Motor: Buena respuesta

Bajo el capó se coloca un motor síncrono de imanes permanentes que declara una potencia de 120 kW que, al cambio, vendrían a ser unos 160 CV. Cifra que acompaña de un par máximo de 300 Nm, ofreciendo así una respuesta contundente desde la arrancada. No obstante, su 0 a 100 km/h es tirando a correcto al homologar 8,9 segundos, mientras que la punta es de 160 km/h.

Su máxima potencia se conseguirá al activar el modo Sport, pues el coche se nota infinitamente más reactivo y aunque DFSK no da el dato exacto de cuánto ‘pierde’, con los modos Normal y, sobre todo, con el ECO, es mucho más sosegado.

Comportamiento: Confort y gran autonomía

En la ruta que realizamos por las inmediaciones de Madrid sacamos dos conclusiones. La primera, que es un vehículo muy cómodo para circular tanto por ciudad como por autopista. La suspensión es blanda y aunque en los resaltes ofrece cierto rebote no llega a incomodar a no ser que lo pasemos a gran velocidad.

La dirección, por su parte, es precisa y bastante directa mientras que el motor empuja con solvencia como ya hemos comentado. Los tres programas de conducción se apoyan en otros tres modos de retención en la frenada: débil, medio y fuerte. La diferencia entre ambos es notoria pero en el más intenso hemos percibido que no se puede realizar una conducción con un solo pedal, obligándonos a tener que emplear el pedal central.

No hay que obviar que hablamos de un coche pesado, pues cifra entre 1.765 y 2.065 kilos penalizándole para moverse con agilidad en tramos más revirados. Por suerte sí ofrece esa comentada dirección precisa que le permite entrar en la curva con más rapidez.

En cuanto a la autonomía, en los casi 60 kilómetros de ruta nosotros llegamos a gastar prácticamente lo conducido, algo que es muy de aplaudir para una vehículo en el que dicho detalle se va a mirar con lupa.

Equipamiento: No le falta de nada

Una de las principales virtudes de este Seres 3 es su amplia dotación de fábrica. Solo existe una versión y el equipamiento opcional se limita a la pintura metalizada, el resto de serie. Así además de los elementos ya comentados se le suman la tapicería de cuero Nappa eco (así la define DFSK), acabado Black Piano, techo panorámico practicable, cargador inalámbrico, arranque por botón, aireadores en la segunda fila, sensor de lluvia, sistema de sonido con seis altavoces y calefacción en los asientos delanteros.

En cuanto a los asistentes a la conducción equipa control de velocidad de crucero adaptativo con programador de velocidad, alerta por cambio involuntario de carril, cámara de 360 grados, control de descenso de pendientes y asistente de arranque en las mismas. El gran fallo, que esos faros principales sean halógenos.

Consumo: Diferentes potencias de carga

Y es que homologa un gasto medio de 17 kWh/100 km lo que acompañado de una batería de 53,6 kWh de capacidad neta le da para cifrar un total de 329 kilómetros. Nosotros salimos con algo más de autonomía y acabamos llegando con casi 270 kilómetros restantes alternando todo tipo de escenarios.

En lo que a la carga se refiere según DFSK admite cargas en corriente continua hasta de 65 kW por lo que se puede llenar el 80% en aproximadamente 30 minutos. Si pasamos a corriente alterna, la carga máxima es de 7,4 kW aumentando el tiempo a las 8 horas mientras que en un Green Up doméstico de 3,7 kW se tardarán 17 horas. La batería está refrigerada por líquido y tiene una garantía de 8 años o 120.000 kilómetros.

 

FUENTE: www.autocasion.com/actualidad/pruebas/primera-prueba-del-dfsk-seres-3-entra-en-la-pelea

AUTO BILD: «DFSK Seres 3: un SUV eléctrico barato (que no malo)»

By | SUV Seres 3

Vamos a tener que acostumbrarnos a las marcas chinas

A  la hora de iniciar la prueba del DFSK Seres 3, me quito las gafas de los prejuicios. Bueno, en realidad ya me las había quitado desde el mismo momento en que me bajé del DFSK F5 que probé hace unos meses y de haberme dado una vuelta en un MG ZS de 2021. Al igual que este último, el Seres 3 es un SUV eléctrico de tamaño compacto (4,38 metros) de una marca de origen Chino que no tiene por qué tener ningún complejo frente a su competencia. En serio.

Quizá te llame la atención que hable de «marca de origen chino» y no de coche «chino, por ejemplo». No es una forma de hablar para desviar el foco del origen del coche. Verás: en la marca me cuentan que el I+D se ha hecho en Palo Alto (California), que cuenta con partes de fabricantes tanto europeos como chinos y americanos, pero de primer nivel como Webasto, Bosch, Borg Warner o Valeo, y que se ensambla en China en la conocida como «fábrica de los 1.000 robots», que es una de las más avanzadas del mundo, si no la que más, como aseguran en DFSK.

Eso demuestra que «los chinos» se ha tomado en serio eso de hacer buenos productos: hace unas semanas hacía un reportaje para la revista AUTO BILD acerca de la nueva generación de modelos eléctricos chinos que van a llegar. Tras hablar con algunos representantes de varias marcas (también algún experto en el sector eléctrico), me quedó la idea de que eso de «chino», aunque suene un poco de aquella manera, no tiene nada de malo.

También  hablé con un empresario del país asiático: «Los europeos os pensáis que los chinos no sabemos hacer las cosas bien. ¿Dónde crees que se fabrican los objetos de lujo? Otra cosa es que entras en un bazar chino a comprar dos limpiaparabrisas por cinco euros cuando los de una buena marca te cuestan más de 20 cada uno».

Razón no le falta. Y lo corroboro cuando me acerco al DFSK Seres 3 antes de iniciar esta prueba. Este SUV eléctrico tiene una imagen agradable, un interior atractivo y unos materiales bastante aparentes. Los ajustes parecen estar bien, y durante el trayecto no escucho ningún crujido ni detecto debilidades en este aspecto.

En marcha con el Seres 3: empiezo la prueba

Como tengo mucha curiosidad por empezar a rodar con este eléctrico, no pierdo demasiado tiempo con el exterior. Sí echo un vistazo a los neumáticos. Aunque otros modelos van calzados con unas gomas Chao Yang SU318a, la unidad que voy a probar yo lleva unos Michelin Premacy 3. Mejor.

Como no puede ser de otro modo, inicio la marcha con suavidad. En los primeros metros me llama la atención la buena legibilidad y el diseño del cuadro de relojes digital (de 10,25 pulgadas; hay tres diseños distintos).

Los asientos eléctricos de piel son cómodos, tienen buen mullido y la postura está bastante bien conseguida. Echo en falta que el volante se pueda regular en profundidad, algo de lo que adolece también el MG ZS EV, pero afortunadamente es algo que se me olvida pronto.

El tacto de la dirección lo podría definir como suave y no demasiado rápida. Creo que en un BMW podría ser un problema, pero en un SUV de carácter urbano o interurbano, no creo que sea negativo, sino todo lo contrario: vas de A a B con facilidad y sin quebraderos de cabeza.

El Seres 3 tiene tres modos de conducción, Eco, Normal y Sport. Como es evidente, en el Sport los 163 CV y 300 Nm que tiene se entregan de manera más inmediata. En Eco todo está demasiado capado, así que opto por la configuración Normal, con la que sigo ganando velocidad con soltura.

De hecho, las prestaciones del DFSK Seres 3 de esta prueba no están nada mal. El 0 a 100 lo solventa en 8,9 segundos y acelera hasta los 155 km/h. A velocidades de autopista creo que la rodadura se mete demasiado en el habitáculo y el aire se deja notar a partir de 100 km/h, pero nada que llegue a molestar. Además, con la radio apenas lo vas a notar.

Durante estos primeros kilómetros también pude atravesar una buena zona de curvas, en general rápidas y con buen asfalto. Aquí, con las baterías situadas en el suelo entre las ruedas, los eléctricos se benefician de un centro de gravedad muy bajo que multiplica el aplomo. Al Seres 3 también le ocurre lo mismo: da seguridad y en ningún momento lo notas incómodo o fuera de su zona de confort… siempre que no fuerces el ritmo.

Interior del DFSK Seres 3: ambiente agradable

Como el coche se fabrica en China y tiene que recorrer medio mundo hasta llegar aquí, la gama es sencilla: solo hay un acabado que tiene de todo, desde una pantalla táctil de 10,25″ (como el cuadro de relojes) hasta climatizador, techo solar, asientos eléctricos de piel, pilotos full led…

Detrás hay espacio suficiente y la postura es relajada. El mullido es algo más duro que el de los asientos delanteros y la sensación de desahogo es más que suficiente. Además, descubro con agrado que en el medio hay dos salidas de aireación para las plazas traseras.

En la marca me dicen que solo se podrá pagar aparte por el color. De serie es rojo, pero si lo quieres azul, blanco o negro, tendrás que preparar 590 euros adicionales.

Lo que me lleva inevitablemente al precio del DFSK Seres 3. Probablemente haya pocos SUV eléctricos más baratos. El MG ZS es uno de ellos (22.000 euros con el plan Moves III), pero con una batería menor que le proporciona menos autonomía (263 km frente a 329 WLTP). El Seres 3 cuesta 25.495 euros con todas las ayudas y promociones posibles (incluye financiación), un equipamiento muy potente y unos acabados muy buenos. ¿La parte mala? Que otro de los SUV más baratos que puedes encontrar es el Kia eNiro de 136 CV por 21.000 euros que hace 325 km entre cargas…

LO MEJOR: Relación calidad-precio, equipamiento de serie, comportamiento dinámico suave.

LO PEOR: Tiene que luchar por hacerse un hueco.

 

FUENTE: https://www.autobild.es/

Vozpópuli: «Llega a España Seres, el coche eléctrico chino que desafía a Tesla»

By | SUV Seres 3

La nueva marca asiática desarrolla sus vehículos en un centro I+D en EEUU. Su primer modelo, el Seres 3, apunta ya muy alto y llega con ocho años de garantía

Seres llega a España. El gigante automovilístico chino desembarca con su modelo Seres 3, dispuesta a seguir los pasos de la todopoderosa Tesla. Aunque de momento el Seres 3 aterriza como un modelo de DFSK, perteneciente al Grupo Donfeng (segundo productor chino de automóviles), en breve tendrá una identidad propia. Y es que Seres ya es el décimo productor a nivel mundial, con unos activos de 30.000 millones de euros, casi 180.000 empleados y más de 2.400 concesionarios por todo el mundo. Más de 20 se sitúan ya por nuestra geografía… y ampliando.

Y es que la insistencia europea por el coche eléctrico, con limitaciones y prohibiciones a corto plazo de los motores de combustión que Europa ha dominado como nadie a lo largo de su historia, está abriendo la puerta a los fabricantes chinos, muy lejos de los estándares de la UE cuando de motores diésel y gasolina se trata, pero en clara ventaja en todo lo referente al coche eléctrico. No será de extrañar un boom de marcas chinas en los próximos años con productos que poco o nada tienen que envidiar cuando de la tecnología eléctrica se trata.

Todo ello acumulando un know how en la última década como uno de los grandes accionistas del hoy conocido como Grupo Stellantis, la fusión de PSA y FCA, produciendo además en China para el mercado interior modelos no sólo de las marcas Citroën y Peugeot, sino también de Nissan, Kia y Honda.

En 2014, tras acometer una ampliación de capital, Dongfeng tomó el control del 14% de las acciones de PSA, convirtiéndose en el accionista mayoritario de la compañía junto al gobierno francés y a la familia Peugeot. En septiembre de 2020, como parte del acuerdo de recompra de acciones firmado en 2019 y dada la fusión prevista de PSA con Fiat Chrysler Automobiles en Stellantis, el grupo galo recompró 10 millones de sus propias acciones a Dongfeng por casi 165 millones de euros, manteniéndose como el cuarto mayor accionista.

Seres, marca china con ADN estadounidense

Si hasta ahora los pocos productos conocidos de la marca DFSK con modelos con motor de combustión están uno o dos escalones por debajo de los estándares europeos en refinamiento, eficiencia o dinámica de conducción, con el Seres 3 la marca china estrena lo que denominan cuarta generación de modelos, en los que la tecnología eléctrica va a ser uno de sus pilares. Un salto cualitativo que hemos podido comprobar en primera persona tras subirnos a este nuevo modelo que llega a nuestro mercado en un momento en el que el coche eléctrico coge algo de carrerilla apoyado en el nuevo Plan Moves.

Se trata de un SUV de tamaño compacto, con casi 4,4 metros de longitud, y un diseño moderno y muy al gusto europeo y, sobre todo, un interior que supone un paso adelante en calidad y diseño imprescindible de cara al mercado del viejo continente y con una carga tecnológica en cuanto a conectividad de última generación apoyado en la colaboración que han establecido con Huawei. El sistema de control e infoentretenimiento cuenta con dos pantallas a color de 10,25 pulgadas. La táctil de tipo flotante situada en el centro del salpicadero integra el dispositivo de navegación, con sistema operativo LinOS 4.0, y sistema Bluetooth para vincular el Smartphone que cuenta con una superficie de carga inalámbrica. La de la instrumentación, de LCD, permite elegir entre tres estilos diferenciados.

Pero además de diseño y conectividad, el Seres 3 destaca por su motor eléctrico. Desarrolla 163 CV de potencia y se alimenta de una batería de 53,6 kWh de capacidad que ofrece una autonomía de 329 kilómetros en ciclo de homologación WLTP. Está preparada para soportar carga rápida, que permite pasar del 20 al 80% en 30 minutos, mientras que en una toma de 6,6 kW necesita ocho horas y casi 17 horas en un enchufe convencional doméstico a 3,7 kW. Las primeras sensaciones tras bajarnos de una pequeña prueba de casi cien kilómetros son realmente positivas, tanto por el tacto de conducción que ofrece con un chasis, amortiguación y dirección que transmiten mucha confianza a ritmo rápido en curvas como por la eficiencia del sistema eléctrico, que da la sensación de superar sin problemas los 300 kilómetros de autonomía en cada carga y de acercarse a los 400 en una conducción muy eficiente en ciudad.

 

FUENTE: www.vozpopuli.com