All Posts By

C0mmun1Ty

Desde China hasta España

By | SUV F5

El nuevo SUV DFSK F5 llega desde “La fábrica de los 1.000 robots”.

¡La mayor tecnología al mejor precio! Con hasta 7 años de garantía, desde 26.495€.

CLIC en la imagen para ver el vídeo.

 

Coches.net: «DFSK F5: Un SUV chino a muy buen precio»

By | SUV F5

Hoy traemos a coches.net nuestra primera videoprueba de un automóvil chino. Se trata del DFSK F5, un SUV de tamaño medio con techo “al estilo cupé” que tratará de encontrar espacio en el mercado español gracias a su bajo precio. La versión Eco, a la que dedicamos este artículo, monta un motor 1.5 turbo de 137 CV que admite gasolina y GLP.

Para quienes aún no sepáis de la existencia de la marca DFSK, su nombre es abreviatura de la alianza entre Dongfeng y Sokon. Dongfeng, el miembro más conocido de esta sociedad, es un gigante de la industria automovilística de su país. Esta empresa, propiedad del estado chino, se dedica a la fabricación de vehículos comerciales y de turismo; y entre estos últimos, los de Peugeot, Citroën, Nissan, Renault, Kia y Honda que están a la venta en su mercado local. En España, la marca vende actualmente dos turismospor un lado, eDFSK 580, un SUV de corte tradicionaly por otro, el también SUV pero más refinado y sugerente DFSK F5.

 

Un «SUV cupé» diseñado y fabricado en China

El F5 es un SUV “tirando a grande” cuya morfología recuerda a la del Volkswagen Tiguan X que se vende en China. Por tamaño podríamos encuadrarlo en el segmento D, ya que mide 4,69 metros de largo. Tiene 2,79 metros de distancia entre ejes, y tanto su anchura de 1,87 metros como su altura de 1,65 metros le otorgan una apariencia voluminosa.

El habitáculo transmite buena sensación de calidad y tacto en la mayoría de materiales y superficies, aunque haya mucho más negro piano de lo que me gustaría. Además, el puesto de conducción es espacioso, en consonancia con la anchura del vehículo; y la postura de conducción es cómoda, como también lo son los asientos.

La pantalla táctil destaca por su tamaño, ya que tiene 10,25” de diagonal. En cuanto a la pantalla inferior, gran protagonista de la consola central, en realidad es una superficie destinada a controlar la climatizaciónY es una lástima que, disponiendo de tanto espacio, no ofrezca mandos físicos para regular la temperatura: aquí son táctiles, cuesta manejarlos y quedan muy lejos de la vista. Bajo esta pantalla se habilita un espacio donde podemos depositar el teléfono; por ejemplo.

El techo en caída suele complicar el acceso a las plazas traseras, pero afortunadamente no es el caso. Además, el espacio interior es sorprendentemente amplio; y tampoco tendremos problemas de altura al techo, gracias en parte a que la banqueta está en una posición relativamente baja. Como elementos de confort, disponemos de un amplio reposabrazos central, salidas de aireación, una toma de 12V y un puerto USB.

El maletero tiene buenos detalles como el mecanismo eléctrico de apertura y cierre; y la boca de carga es amplia, considerando que no es muy alta a causa de la forma de la carrocería. El problema es, simplemente, que se queda pequeño. Solo ofrece 379 litros, capacidad que es prácticamente la misma que ofrece, por ejemplo… un Golf. Bajo el piso habría espacio para una rueda de repuesto si no fuese porque en esta versión bifuel nos encontramos con el depósito de GLP. Con los respaldos de la fila posterior abatidos, dispondremos de una capacidad total de carga de 1.420 litros.

Motor japonés, cambio alemán y conducción «europea»

Este automóvil es chino, pero su propulsor es japonés. Se trata de un motor 1.5 Turbo de cuatro cilindros y 137 CV, de origen Mitsubishi, que se encarga de mover el eje delantero. La potencia es simplemente correcta; y la cifra de par es baja para un motor turbo: sólo entrega 220 Nm. Este motor tiene un carácter voluntarioso y se las apaña para mover con dignidad los 1.664 kg de peso en vacío; pero por mucho que ponga de su parte, se ve penalizado por el cambio automático de tipo CVT, que tampoco es chino, sino alemán.

Y luego está el tema de los consumos. Con esta combinación de motor y cambio, el DFSK F5 homologa 11 litros a los 100 kilómetros; y eso según el ciclo NEDC, no el actual WLTP. Por fortuna, el promedio obtenido durante nuestro recorrido habitual de pruebas ha sido un poco inferior: 10,5 litros por cada 100 km.

DFSK ofrece la variante bifuel que hemos probado, con instalación de GLP. Esta versión permite extender la autonomía hasta 1.100 km aprovechando los depósitos de gasolina y gas licuado de petróleo; y de camino, adhiere el distintivo ECO al parabrisas.

El comportamiento de este F5 me ha convencido en ciudad y autopista. En efecto: este es un automóvil destinado a ofrecer una experiencia de conducción relajada y agradable.

Precios imbatibles (para un SUV de este tamaño)

Además, en ambas versiones, el equipamiento de serie incluye faros LED, techo panorámico, tapicerías de cuero, asientos delanteros eléctricos, arranque sin llave, avisadores de aparcamiento, control de crucero, asistente de arranque en pendiente y control de descensos, además de todo lo que ya hemos visto. ¿Y el equipamiento extra? Pues no lo hay, para bien o para mal. Y en cuanto a garantía, la marca se ve con suficiente confianza como ofrecer 4 años nada menos.

FUENTE: https://www.coches.net/

Motor16: «DFSK F5 ECO GLP. El chino más pintón»

By | SUV F5

Un equipamiento casi intachable

El DFSK F5 es un coche por lo general bastante agradable, con un espacio interior muy generoso gracias a su tamaño exterior que roza los 4,70 metros de longitud, y a su gran distancia entre ejes, que casi iguala la de un Skoda Superb, líder en habitabilidad. Pero, además de haber espacio, el posible cliente que acceda al F5 quedará gratamente sorprendido por una calidad que se sitúa por encima de la media. Y por un equipamiento casi intachable. Equipo de serie que comprende elementos como el techo corredizo y panorámico de cristal, el portón trasero eléctrico, los faros Full LED, el acceso y arranque sin sacar la llave del bolsillo, los asientos de piel eléctricos y calefactables, el freno de estacionamiento eléctrico, el climatizador bizona o la grabación permanente de la conducción. 

Motores Mitsubishi

La estrategia de DFSK a la hora de motorizar sus modelos no es nada mala. Porque tanto para su SUV de siete plazas, el denominado DFSK 580, como para este, la marca asiática le compra los motores a Mitsubishi. Y le compra una mecánica sencilla y más que amortizada por la marca japonesa que seguramente le saldrá muy bien de precio al grupo chino. Es un motor 1.5 Turbo que en este caso rinde 137 CV -146 en el citado 580- y se asocia, como en el modelo de siete plazas, a un cambio CVT de variador continuo ZF, que aunque no es santo de nuestra devoción, parece que logra el objetivo de la marca, que es abaratar costes y ofrecer la máxima suavidad en recorridos urbanos. Lástima que el resbalamiento típico de estos cambios, potenciado en este caso al ser un CVT de la primera generación, convierta los adelantamientos o aceleraciones en carretera en un suplicio por sonoridad y la sensación habitual de que ese motor tan revolucionado no se corresponde con la progresión de velocidad del coche. Pero hay que reconocer que al final su rendimiento es bueno.

El consumo del motor 1.5 Turbo se podría haber mantenido a raya con relativa facilidad si el F5 no pesara casi 1.700 kilos. Pero los pesa, y la solución pasa por elegir sí o sí la versión Eco de este modelo, una variante a la que se le ha instalado un depósito de gas GLP de 68 litros en el maletero, lo que abarata los costes notablemente además de aumentar mucho la autonomía. De hecho, y según nuestras mediciones en conducción real, la autonomía con los 58 litros de reserva de gasolina darían para recorrer algo más de 550 kilómetros, mientras que con el depósito de gas GLP se podrían recorrer algo más de 600. Y los cálculos nos dicen que recorrer 1.192 kilómetros con el F5 sin parar a repostar costaría 120 euros, es decir, a 10 euros cada 100 kilómetros, cifra muy razonable que, además, lleva aparejada la etiqueta ECO de la DGT con todas sus ventajas.

El F5 no es un todocamino deportivo, aunque su diseño diga lo contrario. Por ello no debe sorprender que vaya genial por ciudad, autovía o autopista. Es cierto que mantiene el tipo y respeta las trayectorias con solvencia y nobleza gracias a un eje multibrazo trasero muy eficaz. Más confianza transmite su altura libre al suelo si se trata de salir del asfalto. Y aunque tiene solo tracción delantera, el F5 supera caminos e incluso se atreve con algún obstáculo mayor sin problema.

Nos han gustado muchas cosas del F5 Eco: espacio, diseño, economía de uso con el GLP, etiqueta ECO, equipamiento de serie, garantía, precio.

El detalle. DFSK, un gigante asiatico

DFSK pertenece a Dongfeng Motor Corporation (DFM), que fue fundada en 1969 y tiene su sede en la ciudad china de Wuhan. Es uno de los mayores grupos automotrices del mundo, teniendo en la actualidad 176.000 empleados y unos activos totales por valor de casi 30.000 millones de euros. Su negocio principal abarca series completas de vehículos turismos, modelos comerciales, vehículos híbridos y eléctricos, motores, componentes de automoción, operaciones en el sector automotriz, etc. Su escala de negocio supera los 3,8 millones de vehículos vendidos al año. DFSK es accionista mayoritario del fabricante francés PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel); y es productor exclusivo de Peugeot, Citroën, Nissan, Kia y Honda para el mercado chino. DFSK produce en la actualidad más de 30 modelos diferentes, incluyendo versiones de mecánica electrificada en los principales segmentos.

LA CLAVE

Que los chinos terminarán invadiendo también los concesionarios con sus coches lo sabe todo el mundo. La duda está en saber cuánto tardarán en hacerlo. Y si tomamos la referencia del F5, la respuesta es que pronto. Y es que a este todocamino chino le quedan solo cuatro cosas por solucionar para convencer de verdad.

FUENTE: https://www.motor16.com/

La Vanguardia: «Llega a España el DFSK Seres 3, el primer SUV eléctrico chino»

By | Sin categoría

Este modelo desarrolla una potencia de 163 CV y ofrece 329 km de autonomía gracias a sus novedosas baterías de litio-ferrofosfato

Es posible que, para algunos, el nombre DFSK no les resulte especialmente familiar o que ni lo relacionen con el sector de la automoción. La realidad es que estas siglas corresponden al segundo fabricante de automóviles más importante de China, uno de los mercados más potentes del mundo. Ahora, esta marca, que ya tiene modelos como el 580 o el F5 a la venta en nuestro país, lanza al mercado español el Seres 3, su primer SUV completamente eléctrico.

A nivel de diseño, incorpora detalles, como las nervaduras en el capó o el techo con diseño de tipo flotante, que denotan robustez y deportividad.  Sus dimensiones -4.385 mm de longitud, 1.850 mm de ancho y 1.650 mm de altura- lo sitúan en el segmento compacto. El maletero tiene una capacidad de carga inicial de 310 litros, ampliables hasta los 1.247 litros cuando de abate el respaldo de la baqueta trasera.

Bajo el capó, esconde un propulsor eléctrico que produce hasta 120 kW, equivalentes a unos 163 CV. Con una velocidad punta limitada electrónicamente a 155 km/h, puede  alcanzar los 100km/h desde parado en 8,9 segundos.

El Seres 3 tiene tres modos de conducción (Normal, Eco y Sport), que modifican diversos parámetros de funcionamiento, como la entrega de potencia o la regeneración de energía. Dependiendo de las necesidades de circulación, el conductor puede cambiar manualmente el modo mediante un botón ubicado en la consola central, a la izquierda del dial electrónico desde el que se maneja el cambio.

La gran novedad y el factor que le diferencia más respecto a su competencia más directa lo encontramos en su batería. Concretamente, en sus materiales. Y es que a diferencia de la mayoría de modelos del mercado que usan las de litio, el Seres 3 apuesta por las de litio-ferrofosfato. Según la marca, tienen una vida útil más larga que las de litio, además de no usar cobalto para su construcción, lo que las convierte en una opción más económica y sostenible.

Con una capacidad de 53,6 kW/h, la batería del SUV chino ofrece una autonomía de 329 kilómetros en ciclo WTLP. La recarga del 20% al 80% se realiza en 30 minutos usando un sistema de carga rápida. Con una toma de 6,6 kW tarda 8 horas, mientras que con un enchufe doméstico necesita 17 horas. Cabe señalar que este componente tiene una garantía de ocho años ó 120.000 kilómetros (lo que suceda antes).

El habitáculo, con detalles estéticos en color azul, desprende una correcta sensación de calidad. La tapicería es de cuero y los asientos delanteros cuentan con regulación eléctrica y opción de ser calefactados. El techo panorámico arroja una gran cantidad de luz al interior, lo que incrementa la sensación de espacio.

El salpicadero está digitalizado con dos pantallas a color de 10,25 pulgadas. Una corresponde al cuadro de instrumentación, mientras que la otra, de tipo flotante ubicada en el centro,  integra el sistema de infoentretenimiento. La consola central tiene una superficie de carga inalámbrica para dispositivos móviles.

Por lo que se refiere a los sistemas de ayuda a la conducción (ADAS), el Seres 3 equipa el aviso de colisión frontal, la alerta de cambio de carril involuntario, el control de crucero automático y el asistente de arranque en pendiente, entre otras dotaciones. También monta control de tracción y estabilidad, así como seis airbags –doble frontal, laterales y de cortina- para proteger a los ocupantes en caso de accidente.

El lanzamiento de este SUV compacto no será el único que lleve a cabo la marca en nuestro país en 2021. A mediados de año tiene previsto comercializar el Seres SF5, un crossover eléctrico con una potencia de 510 kW -694 CV- que acelerará de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y podrá alcanzar una punta de 230 km/h (limitada electrónicamente). En cuanto a autonomía, su batería de 90 kW le permitirá recorrer más de 500 km con una sola carga.

FUENTE: https://www.lavanguardia.com/

20 Minutos: «DFSK 580 GLP: el SUV que llega de China y lo tiene todo»

By | SUV 580

Es un SUV robusto, confortable y con capacidad para 7 plazas que tiene un gran equipamiento y un precio muy contenido.

DFSK es una marca bastante desconocida en España, pero se creó en 2003 y pertenece a un gran grupo automovilístico chino, Dongfeng Motor Corporation, que lleva más de 50 años de actividad. Además, tiene vínculos con empresas automotrices de ámbito mundial, ya que es accionista del grupo Stellantis y además es productor exclusivo de Nissan, Honda y Kia para el mercado chino.

La mayor parte de la gama de productos DFSK son vehículos comerciales y camiones ligeros, pero también oferta coches tipo SUV como el F5 o el 580 que hemos tenido ocasión de probar, y acaba de incorporar el Seres 3, el primer SUV eléctrico que llega de China a nuestro mercado. La marca tiene 32 puntos de venta en España, y la distribuidora es el Grupo Invicta.

El DFSK es un coche hecho para rodar, algo que hace con el máximo confort en autopistas y autovías

Pero vamos con el modelo que nos ocupa. El 580 es un SUV clásico de casi 4,7 metros de longitud. Su diseño es robusto, sin grandes estridencias, que entra muy bien por los ojos. Salvando las distancias, recuerda a un Mercedes GLC de primera generación, y de hecho prácticamente coincide con él en longitud, aunque el DFSK es más alto. En el frontal destaca, como no podía ser de otra manera, el logotipo circular que representa a la marca asiática y que se incrusta en una parrilla de barras horizontales.

Siete plazas y mucha amplitud

Como es lógico, su tamaño y los 2,78 m de distancia entre ejes tienen respuesta por dentro, ya que el habitáculo es amplio y permite una configuración de hasta 7 plazas. El acceso a la tercera fila es más sencillo de lo que parece, no requiere mucha “contorsión”, pero sí que hay que tener cierta fuerza para desplazar el asiento central. Las dos plazas traseras son algo más pequeñas, como suele ser en estos casos, pero hay suficiente espacio para las piernas para alguien de estatura media, y la posición no es incómoda.

Con los asientos de la tercera fila plegados, algo que se consigue con facilidad, la capacidad de carga del maletero es de unos 760 litros, con una superficie libre de un metro de profundidad. Y si estamos de mudanza, con solo dos plazas el volumen llega hasta los 2.215 litros, que es bastante.

Vemos, por tanto, que el DFSK ofrece mucho espacio, y ahora veremos cómo lo hace, que es parte de su valor por su competitivo precio, que analizaremos más adelante.

En la versión Intelligent probada, que es diferente a la básica Luxury, el ambiente y los acabados están elegantemente resueltos, si bien es cierto que las tendencias actuales hace que nos parezcan un poco anticuadas. En cualquier caso, desprende cierto lujo, con elementos en piel y símil madera que quedan francamente bien. Cuenta con un sistema multimedia con pantalla de 9 pulgadas muy horizontal que se puede manejar de forma táctil o mediante unos mandos en la consola central. No ofrece complicación alguna, aunque en ocasiones ha sido un poco lento en la respuesta. También tiene mandos “físicos” para el climatizador y para acceder de forma directa a la activación de la cámara de vídeo y al navegador, por ejemplo.

Los asientos no son muy voluminosos y tienen cierto aire deportivo. Son confortables, como también lo es la postura de conducción. El cuadro de mandos es analógico, pero tiene una pequeña pantalla central con información adicional.

Gasolina y GLP

El motor es un cuatro cilindros turbo de 1,5 litros y 146 caballos de potencia, que en este caso está adaptado para funcionar con gasoina o Gas Licuado de Petróleo (GLP) –lo cual tiene un sobreprecio de 1.850 euros respecto a la variante convencional–. Esto hace el DFSK 580 pueda portar la etiqueta “Eco” y disfrutar de sus ventajas en materia de fiscalidad, movilidad y aparcamiento en los grandes núcleos urbanos. El cambio, por su parte, es de variador continuo y la tracción es simple, a las ruedas delanteras.

Hay un botón en la parte central, delante de la palanca del cambio, para activar el GLP, aunque el arranque se produce siempre en gasolina hasta que el motor toma temperatura, momento en el que automáticamente pasa a gas. La transición no se percibe y tampoco varía el funcionamiento. La otra diferencia que aporta el uso de GLP, que obliga al coche a llevar un doble depósito, es la utilización de un adaptador para la carga de combustible. Con ambos depósitos, la autonomía puede llegar a superar con facilidad los 900 kilómetros, una cifra interesante desde todo punto de vista.

Un buen rodador

El DFSK es un coche hecho para rodar, algo que hace con el máximo confort en autopistas y autovías. La suspensión es blanda y apenas se perciben las irregularidades del asfalto. En zonas sinuosas se echa de menos mayor dureza, y también es perceptible el balanceo de la carrocería por la altura y el peso del conjunto –1.510 kg sin contar carga y pasajeros–, pero a las velocidades adecuadas no plantea el menor problema.

La respuesta del motor no es explosiva ni tampoco lo pretende. Es un poco lento en la arrancada, lo que se nota más al circular en ciudad, pero en carretera no se echa en falta potencia y la posición “S” del cambio permite llevar un ritmo más vivo.

En el apartado del consumo, con GLP hemos rodado la mayor parte del tiempo y el gasto medio de combustible durante la prueba ha sido de 10,4 litros –penaliza mucho la conducción urbana en este apartado–, mientras que con gasolina estuvo en torno a los 9 litros. En cualquier caso, con el precio del GLP a 0,72 euros el litro y los 45 disponibles (el depósito es de 60, pero hay que dejar un 20% libre por seguridad), ya se puede conseguir al menos 400 km de autonomía de forma bastante asequible, y aún queda el de gasolina.

De todo, por lo mínimo posible

El precio del DSFK 580 parte de los 21.995 euros (con descuento por financiación), que para un SUV de 7 plazas ya es ultracompetitivo. El de la unidad probada, Intelligent con GLP, la cifra se alza hasta los 25.845, que sigue siendo aquilatado, sobre todo en relación al enorme equipamiento.

Además de las 7 plazas, lo acabados de calidad y las ventajas del GLP, este modelo ofrece de serie faros LED, llantas de 17 pulgadas, intermitentes dinámicos, techo panorámico practicable, tapicería de piel, sistema multimedia con pantalla de 9 pulgadas con navegador, conectividad Bluetooth, puertos USB, cámara de 360º, grabación de vídeo, y acceso y arranque sin llave, entre otros muchos elementos que desde luego lo posicionan como una muy interesante opción de compra.

Por establecer una referencia comparativa, un Mitsubishi Outlander con motor gasolina de 150 CV, sin GLP (que es un gran ahorro a la larga) y un equipamiento menor, cuesta 24.900 con su actual campaña promocional. Los precios “brutos” de ambos modelos son de 28.345 euros en el caso del DSFK y de 31.400 en el del Mitsubishi.

FUENTE: https://amp.20minutos.es/

La Sexta: «DFSK Seres 3, así es el primer SUV eléctrico chino que ha llegado a España»

By | Sin categoría

La marca asiática aterriza en el mercado español con una propuesta para el segmento C con la que pretende plantar cada modelos como el Kia e-Niro o el Peugeot e-2008.

El DFSK Seres 3 es la propuesta con la que DFSK pretende plantar cara a modelos como el Kia e-Niro o el Peugeot e-2008. Aunque a simple vista el primer SUV eléctrico que ha llegado a nuestro mercado no parece marcar las diferencias, sí lo hace su sistema eléctrico que ha optado por aplicar ciertos cambios a su batería.

Ubicado en el segmento C debido a sus dimensiones (mide 4,39 metros de largo y tiene un maletero de 310 litros), el DFSK Seres 3 (34.950 euros) cuenta con una imagen moderna en la que destacan los detalles cromados característicos de la marca. Su interior es correcto y ofrece el nivel básico de equipamiento que se puede esperar en el segmento.

Equipamiento

Los detalles en tonos azules nos recuerdan que estamos en un coche eléctrico y dan paso a unos asientos calefactables de cuero, a un volante multifunción y a un techo panorámico. En el apartado tecnológico el DFSK Seres 3 cuenta con pantallas de 10,25 pulgadas para el cuadro de instrumentos y el sistema de infoentretenimiento. A ellas se unen los mandos físicos destinados a los ajustes más frecuentes.

En cuanto a las ayudas y asistentes a la conducción, DFSK ha equipado el Seres 3 con una dashcam’ (las cámaras que registran todo lo que sucede durante la conducción), acceso y arranque sin llave, aviso de colisión frontal, alerta de cambio involuntario de carril, control de descenso, control de crucero y asistente de aparcamiento con cámara 360°.

Algo más de 300 kilómetros

El DFSK Seres 3 está impulsado por un motor de 163 CV y 300 Nm asociado al eje delantero, que obtiene la energía necesaria de una batería de 53,6 kWh. Esta capacidad promete, según el Ciclo WLTP, 329 kilómetros de autonomía. La novedad está en su interior: no es de iones de litio sino de litio-ferrofosfato y, además, se ha prescindido del cobalto. A esto hay que añadir su sistema de refrigeración que, en este caso, es líquido.

Para recuperar su capacidad hay varias opciones. La primera de ellas pasa por usar una toma convencional de 3,7 kW con la que el DFSK Seres 3 estará listo en 17 horas. La segunda sería una toma de 6,6 kW con la que se tardaría 8 horas y la tercera sería la carga rápida, continua o alterna, con la que se recupera el 80% de su capacidad en 30 minutos.

FUENTE: www.lasexta.com

SoyMotor.com: «Dongfeng DFSK Seres 3: un nuevo SUV eléctrico llega a España»

By | Sin categoría

El Dongfeng DFSK Seres 3 es un SUV eléctrico del fabricante chino que está disponible en el mercado español. Acredita 329 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP. Su precio de venta todavía no ha trascendido.

El Seres 3 es el cuarto vehículo de DFSK en desembarcar en el mercado español, siguiendo los pasos del DFSK 580, el DFSK F5 y el DFSK IX5. A diferencia del resto, es la primera opción completamente eléctrica. Pronto le seguirá un eléctrico de autonomía extendida, el DFSK Seres SF5.

DONGFENG DFSK SERES 3: EXTERIOR

El Dongfeng DFSK Seres 3 mide 4,38 metros de longitud, 1,85 metros de anchura y 1,65 metros de altura. Su distancia entre ejes es de 2,65 metros y su peso en vacío es de 1.570 kilos.

Su maletero tiene capacidad para 310 litros, ampliables a 1.247 litros abatiendo los asientos traseros.

La suspensión delantera es McPherson, mientras que la trasera es un eje torsional. Los frenos son de discos ventilados en el tren delantero y discos normales en el posterior.

DONGFENG DFSK SERES 3: INTERIOR

El DFSK Seres 3 adopta un interior distinto de sus predecesores. La pantalla digital, antaño incrustada en el espacio que ahora ocupan las salidas del aire acondicionado, flota sobre el salpicadero.

El volante multifunción está forrado en piel y los asientos son de cuero. Como opción, el comprador puede solicitarlos con seis puntos de ajuste y un sistema calefactor.

El techo panorámico incluye una cortinilla eléctrica para ‘regular’ la luminosidad del habitáculo.

DONGFENG DFSK SERES 3: MECÁNICA

El Dongfeng DFSK Seres 3 tiene un motor eléctrico delantero de 163 caballos de potencia y 300 Newton metro de par.

Su batería –de litio-ferrosfosfato– tiene una capacidad de 53,6 kilovatios hora que se traduce en 329 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP.

La velocidad punta del coche está limitada a 155 kilómetros/hora. Acelera de 0 a 100 en 8,9 segundos.

El conductor puede escoger entre los modos de conducción Normal, Eco y Sport, que alteran la entrega de la potencia y la incidencia de la frenada regenerativa.

DONGFENG DFSK SERES 3: PRECIOS

El precio del Dongfeng DFSK Seres 3 aún no ha trascendido.

FUENTE: https://soymotor.com/

Movilidadelectrica: «DFSK Seres 3, el primer SUV eléctrico del gigante chino Dongfeng que llega a España»

By | Sin categoría

Entre sus características: 163 CV; batería de 53,6 kWh; 329 km de autonomía; buen nivel de equipamiento y alta calidad de materiales.

Llega a España el DFSK Seres 3, el primer SUV eléctrico del gigante chino Dongfeng. Entre sus características: 163 CV; batería de 53,6 kWh; 329 km de autonomía; buen nivel de equipamiento y alta calidad de materiales. Además, su batería y componentes eléctricos cuentan con una garantía de 8 años o 120.000 km.

DFSK pertenece a Dongfeng Motor Group (DFM), el segundo mayor fabricante de automóviles en China y el décimo a nivel mundial. Su producción ronda los cuatro millones de unidades al año y está presente en más de 70 países. En China, y para ese mercado, fabrica en exclusiva modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. Además, es propietario del 6% de la compañía resultante de la fusión de FIAT y PSASTELLANTIS.

En España, su gama se compone de varios SUV, a la que se incorpora el DFSK Seres 3. DSFK, como marca, ya está presente en muchas grandes ciudades de nuestro país.

EL SUV eléctrico es un vehículo de 4,385 m de longitud, 1,850 m de anchura y 1,650 de altura. Su imagen es robusta y sobria, con un diseño funcional y práctico.

Propulsión del DSFK Seres 3

El DSFK Seres 3 incorpora un motor eléctrico de 120 kW (163 CV) y 300 Nm de par; su consumo es de 17 kWh/100 km (WLTP). Acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y su velocidad máxima, limitada electrónicamente, es de 155 km/h.

Son tres los modos de conducción que ofrece: Normal, Eco y Sport. Permiten elegir la entrega de potencia y par, así como la retención/regeneración de energía.

En cuanto a la batería, es litio-ferrofosfato (LiFePO4). Cuenta con el potencial de las de iones de litio, pero con una vida útil superior, al tiempo que permite prescindir del empleo del cobalto. Eso la convierte en más sostenible y hace que tenga un menor coste.

Con una capacidad de 53,6 kWh, ofrece una autonomía de 329 km (WLTP). El DFSK Seres 3 está preparado para cargar con corriente alterna o continua. Con esta última llega del 20 al 80% en 30 minutos. Con una toma de 6,6 kW de potencia, la carga desde 0 requiere 8 horas.

Interior

El interior del DSFK Seres 3 muestra detalles en azul, avisando de su tecnología eléctrica. Exhibe también una gran habitabilidad, así como detalles propios de segmentos superiores. El maletero, al que se accede mediante un gran portón trasero, tiene una capacidad de 310 litros, hasta 1.247 con asientos abatidos.

El sistema de control e infoentretenimiento cuenta con dos pantallas táctiles a color de 10,25”. Una central de tipo flotante en el salpicadero, que integra la navegación y el Bluetooth para vincular el smartphone; y otra configurable de LCD para la instrumentación. En la consola central, bajo el módulo del climatizador, se emplaza una superficie de carga inalámbrica para los dispositivos móviles.

Interior DFSK Seres 3Otras tecnologías

Además, el coche cuenta con tecnologías importantes: aviso de colisión frontal; alerta de cambio de carril involuntario; control de crucero automático; asistente de arranque en pendiente (Auto Hold); control de descenso; y sensores de presión de los neumáticos.

La cámara de 360º así como los sensores de ultrasonidos, tanto para el paragolpes delantero como para el trasero, facilitan maniobras como el aparcamiento.

En el apartado de seguridad activa incorpora ESP, asistentes de frenada y tracción y un equipo de 6 airbags (doble frontal, laterales y de cortina). La cámara integrada tras el parabrisas, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo concreto de un viaje.

Un avance del DFSK Seres SF5

El DFSK Seres 3 es el primer modelo 100% eléctrico de DFSK en irrumpir en nuestro mercado. A mediados de año, llegará el Seres SF5, como primer modelo premium. Un crossover de 4.700 mm de longitud y 510 kW (694 CV). Acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 s y alcanza una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 230 km/h. Su batería de 90 kWh dota de 500 km de autonomía (bajo ciclo NEDC) con una sola carga.

Además, se ofrecerá una versión con autonomía extendida, gracias a un motor térmico de 1,5 litros que actúa como generador; con una autonomía en modo eléctrico de 150 km, gracias a su batería de 35 kWh, y en conjunto de más de 1.000 km bajo ciclo NEDC. Sus prestaciones son de 4,8 s de 0 a 100 km/h y 255 km/h de velocidad máxima.

FUENTE: https://movilidadelectrica.com/

Fastworkshop: Congreso Faconauto 2021

By | SUV 580, SUV F5

«Que tus competidores no se anticipen, Invicta Electric y DFSK Motors, dos marcas con gran proyección y una gran oportunidad de aumentar tu negocio sin inversión».

Revivimos el fastworkshop que impartió Filippo Rivanera, Director General del Grupo Invicta en España en #CongresoFaconauto.

¡Dale al play!

Auto Bild: «Prueba del DFSK F5 GLP: que este SUV no te suene a chino»

By | SUV F5

Si eres aficionado a la historia del automóvil o tienes algo de memoria por sumar años en el DNI, te acordarás perfectamente que hasta hace no tanto, había muy pocas marcas de coches en el mercado español, con unas gamas mucho más reducidas que las actuales y con motores fundamentalmente de gasolina con unos pocos diésel como única alternativa. Evidentemente todo eso se puso patas arriba, y el problema para muchos es que ahora no saben qué elegir. Y de pronto ven vehículos de los que no conocen ni el logo, como el que te traemos hoy. Y ojo, que el vehículo de esta prueba, el DFSK F5 GLP, sí, este SUVno te suene ‘a chino’ a ti también. ¿Por qué?

Para empezar aunque el coche proceda, en efecto, de allí, deberías conocerlo bien, porque ofrece bastantes cosas a un precio interesante y con un aspecto a la última que, aunque parezca que tiene su inspiración en otros fabricantes -ni ellos ni nosotros lo negamos-, en un tipo de carrocería tan de moda, ya muestra rasgos propios desde el frontal.

Y como digo siempre a los curiosos, las marcas europeas llevan años haciendo guiños estéticos a oriente para encajar con los gustos del mercado chino. Y si ahora los vehículos que proceden de allí los incorporan también, quizás no habría que rasgarse tanto las vestiduras. Si bien es cierto que, como verás en las fotos, en efecto, hay elementos cuyas formas sí que las hemos visto en otros.

Por otra parte, DFSK (Dongfen Sokon) es una marca que nació en 2003 del gigante chino Dongfeng y Chongqing Sokon Industry Group para hacer turismos, comerciales ligeros y motos y actualmentes es el tercer accionista mayoritario de lo que hasta ahora era PSA Peugeot Citroën, grupo que a su se ha unido a FCA Fiat Chrisler Automobiles y ha dado origen a Stellantis. Además Dongfen Sokon produce en exclusiva para el mercado chino modelos de Citroën, Peugeot, Nissan, Kia, Honda.

Pero con todo, sigue habiendo mucho recelo ante los problemas de fiabilidad y seguridad que pueda tener un coche procedente del gigante asiático. Así que habrá que empezar la casa por el tejado y contarte algo que en casi ninguna de nuestras pruebas hace falta incidir: este DFSK F5 GLP, al igual que el DFSK F5 de gasolina, también cumple con la normativa europea de homologación. Y en cuanto al otro tema, incluye una garantía hasta 7 años o 100.000 km.

Al volante del DFSK F5 GLP

Subirte a un coche así, tipo SUV coupé es algo que sigue sin pasar desapercibido, aunque haya bastantes modelos ya que luzcan formas con esta configuración, y que si mal no recuerdo, me chivaron por primera vez en en secreto mientras veía rodar por una pista de pruebas de Marsella el BMW X6, con una trasera camuflada con una silueta ¡de pick-up!

Años después, este disel definitivo, el del SUV con trasera muy descendente, ha dotado a estos vehículos de algo más de dinamismo y, desde luego, una estética mejorada. El problema es que, en muchas ocasiones, por dentro se quedaban sin espacio útil para la carga y para los pasajeros, lo que era más importante y perjudicial aún.

Sin embargo, desde esa zaga -con reminiscencias Mercedes– hacia delante, lo cierto es que uno dispone de un generoso hueco para el equipaje (la capacidad del maletero varía de los 379 a los 1.420 litros, si se decide abatir los respaldos, que forman una superficie de carga plana), cuyo portón se abre y cierra de manera eléctrica. Y luego, (seguimos de nuevo un orden atípico en esta prueba), puedes acceder a una parte trasera que es todo un palacio para una persona de 1,90 como yo: por altura de la cabeza al techo (870 mm), por el gran espacio de las rodillas hasta los asientos delanteros (880 mm) y por los acabados de las butacas.

Toca ahora pasar al puesto de mando, que es, lógicamente, mi lugar favorito de todo coche que pase por mis manos. También tiene elementos que me recuerdan a otros fabricantes, pero es lujoso, está bien rematado… Y si cierro los ojos, puedo seguir viendo en mi mente la palabra Fengon, porque está en la proyección al suelo del garaje que hacen las puertas al abrir, en los respaldos, en el saludo de bienvenida y hasta en la iluminada -con unas líneas azules que restan algo de la elegancia pretendida- pantalla de la consola central, junto a la que coloco una llave tipo ‘key-less’ que tampoco se libra, que es calcada a la de los Porsche Panamera, pero con el logo de DFSK y la misma palabra Fengon por debajo.

Lo bueno es que no tienes que hacer hueco en la memoria para retener más ‘palabrejas’, porque esto último responde al distribuidor chino, con lo que junto a DFSK sólo deberías quedarte con la denominación de un modelo que también induce a algo de confusión: ya que la denominación en su país de origen -iX5- coincidía en Europa con la del BMW iX5, la marca al final se ha decido por F5, sin más.

Buen comportamiento

Al arrancar, el indicador de combustible permite ponerlo enseguida en GLP o continuar con el modo de gasolina en el que arranca (todos los coches de Gas Licuado del Petróleo y de GNC -Gas Natural Comprimido- suelen hacerlo así, para que al motor no le falte la lubricación que sí lleva el combustible tradicional y de la que el gas carece).

Hoy es día de disfrutar en familia del espacio disponible, el acceso a las zonas restringidas a la circulación en una zona como Madrid Central / Madrid 360, gracias a la etiqueta ECO, y los bajos consumos que promete el gas con el que se puede repostar este motor bifuel de origen , con 1.5 l y 137 CV de potencia y 220 Nm de par.

Dentro, conecto el móvil a Android Auto y todo va razonablemente bien. Pongo todo a mi gusto, con reglajes eléctricos que también redundan en el confort y ¡listo!

Dispone de dos pantallas táctiles, una de 10,25” en la zona central superior del salpicadero, donde se controla todo lo relativo al sistema de infoentretenimiento –con conexión MirrorLink–, y otra inferior, en la consola central, destinada en exclusiva al sistema de climatización. La única pega son los reflejos en ciertas situaciones: al pasar por zonas con muchas farolas, exceso de sol o con neblina, que hacen que las pantallas (especialmente, la inferior) sean complicadas de leer, sobre todo, si de día tienes que poner las luces de cruce y la iluminación de los monitores se oscurecen solas aún más…

Sin embargo, lo cierto es que, según pasan los kilómetros, todo es cómodo y relativamente silencioso, incluso muy accesible para meter sillitas infantiles detrás, que sus ocupantes vayan cómodos, que uno haga ciertas gestiones por zonas urbanas (siempre que se pueda aparcar correctamente y el volumen total del coche no penalice demasiado la movilidad)…

El cambio automático con CVT (fabricado por ZF) es bastante silencioso también, aunque es cierto que se toma su tiempo para todo. Lo bueno es que puedes pasar mediante un botón del modo Normal a Sport y Winter y los días en los que testamos a fondo el F5, hubo que usar los tres, porque nos encontramos incluso zonas con nevadas copiosas. Aunque es tracción delantera, el coche salió airoso de muchas situaciones en las que veíamos que supuestos 4×4 lo pasaban regular; y uno de sus secretos fue ese sutil pero efectivo par motor extra que ofrece el Winter para traccionar puntualmente en momentos de verdadera necesidad, antes de coger inercia.

Luego, en modo Normal y en modo Sport (donde se puede solucionar en parte cierta pereza de reacciones hasta en ciudad), la pisada es firme; la suspensión (que no cambia al pasar de uno a otro) siempre cumple con ciertas concesiones al confort; la frenada, algo blanda, hasta que te acostumbras… Sin embargo, una de las cosas que menos nos han gustado del DFSK F5 es la parte final de ese CVT, cuando sube al tramo 6 del (no sería correcto hablar de ‘marchas’, como tal, porque es un variador continuo): salvo que vayas llaneando o con algo de descenso, le cuesta subir a esa última parte y bajar, por tanto, ruido y revoluciones.

En otras palabras: ‘la sexta’ no es muy utilizable a velocidades legales máximas españolas, porque enseguida el coche baja a ‘quinta’. Así que, si quieres optimizar al máximo las posibilidades mecánicas -que son muchas- y el gasto, existe la opción de ponerte en modo secuencial e ir subiendo estos últimos tramos con la palanca. La postura es cómoda y la conducción, también; pero te obligará a dejar la mano derecha ahí demasiado tiempo, sobre todo, cuando el volante no cuenta con levas que faciliten esta cuestión.

Consumos

A pesar de esto, hay que reconocer que los consumos que hemos registrado en nuestra a prueba del DFSK F5 GLP, han sido bastante contenidos (unos 7 litros a los 100 km/h en uso mixto), especialmente a bajas y medias velocidades, donde el de los SUV más voluminosos de gasolina se dispara y los de los coches de gas suelen brillar.

Y teniendo en cuenta que el GLP en las gasolineras (y gasineras) que hemos mirado por nuestra zona sigue a un precio casi un 50% que el de la gasolina 95, de nuevo resulta una opción muy interesante si te mueves fundamentalmente con GLP y piensas hacer muchos kilómetros al año y la mayoría, por ciudad y alrededores.

Precios y garantía

Tal y como informa el fabricante, la gama del DFSK F5 se compone de dos versiones: Basic por 28.995 euros (26.495 euros con financiación) y GLP por 30.846 euros (28.346 euros con financiación) ambas con un equipamiento bastante interesante, por cierto, que sólo contempla la pintura metalizada como extra (590 euros).

Y como decíamos al principio, todos los DFSK a la venta en España incluyen una garantía de 4 años ampliable a 7 años o 100.000 km.

FUENTE: www.autobild.es